jueves, 9 de julio de 2020

Trump presiona para que reabran los colegios cuando Estados Unidos supera los tres millones de casos por el covid-19

El presidente estadounidense califica de "muy difíciles y costosas" las recomendaciones de los expertos en salud
El presidente Donald Trump ha elevado la presión para que los gobiernos locales reabran los colegios cuando Estados Unidos ya supera los tres millones de casos de la covid-19. El mandatario amenazó con cortar los fondos federales destinados a las escuelas públicas y criticó las recomendaciones de los expertos de sanidad en relación con el regreso de los alumnos a la escuela por ser "muy difíciles y costosas". Tras los mensajes del republicano en Twitter, el vicepresidente Mike Pence dijo que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) va a presentar nuevas pautas sobre cómo se deben preparar las comunidades para la reapertura de los colegios.

El CDC publicó en mayo una guía con una serie de recomendaciones para mantener la distancia social y evitar la propagación del virus en las escuelas, una vez que reabran y los más de 50 millones de niños vuelvan a clase. La hoja de ruta es posicionar los escritorios con distancias de un metro y medio entre cada uno, orientarlos en la misma dirección, dar la comida en el aula, cerrar los espacios comunes, establecer horarios escalonados, que los profesionales lleven mascarilla y hacer controles de temperatura diarios para todos. "Mientras [el CDC] quiere que abran, le está pidiendo a las escuelas que hagan cosas muy poco prácticas. ¡¡¡Me reuniré con ellos!!!", escribió el mandatario este miércoles.

El republicano también citó algunos países europeos que han abierto los colegios. Sin pruebas, Trump afirmó que los demócratas creen que será malo para ellos políticamente el hecho de que las escuelas abran antes de las elecciones presidenciales de noviembre. "¡Cortaré los fondos si no abren!", amenazó Trump. Pero alrededor del 90% de los fondos escolares provienen de Estados y gobiernos locales. El 10%, aportado por el Gobierno federal suele destinarse a los alumnos más vulnerables económicamente o que padecen alguna discapacidad física. El presidente estadounidense no tiene autoridad para cortar los presupuestos que ya han sido aprobados por el Congreso.

Aunque Trump presione, la decisión final sobre abrir o no las escuelas sigue siendo local. En la primera conferencia del equipo de respuesta contra el coronavirus en dos semanas, Pence aclaró que la Casa Blanca sería "muy respetuosa" con los Estados y las comunidades locales que determinen que no pueden reabrir completamente las escuelas. "Recuerde que es una guía, no son requisitos, y el propósito es facilitar la reapertura y mantener abiertas las escuelas en este país", añadió este miércoles el director del CDC, Robert Redfield.

Pence dijo que la próxima semana el CDC emitirá cinco documentos con nuevas pautas sobre cómo debe prepararse la comunidad escolar para la reapertura, así como "herramientas de toma de decisiones para padres y cuidadores" y "consideraciones de detección de síntomas" para estudiantes y profesores. "Como dijo el presidente hoy, simplemente no queremos que la orientación sea demasiado dura", afirmó el vicepresidente. "Es por eso que el CDC emitirá más orientación en el futuro, porque sabemos que cada sistema escolar tiene capacidades únicas y diferentes instalaciones".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario