jueves, 9 de julio de 2020

Marruecos excluye de la apertura de sus fronteras a Ceuta y Melilla y los puertos españoles

Rabat permite desde el 15 de julio el regreso de sus nacionales mediante avión o en barco solo desde Italia y Francia
Marruecos ha despejado la incógnita sobre la apertura de sus fronteras. Los ciudadanos marroquíes y los extranjeros residentes en el país podrán regresar a Marruecos desde el 15 de julio, mediante vía aérea y marítima, según anunció el miércoles por la tarde el Gobierno a través de un comunicado. Quedan excluidas las fronteras con Ceuta y Melilla. Y también los puertos españoles. Solo se podrá emprender el viaje desde el puerto francés de Sète y el de Génova, en Italia. Los turistas extranjeros tampoco podrán acceder al país.

Los ciudadanos que entren en Marruecos tendrán que someterse a una prueba PCR para detectar el covid-19 menos de 48 horas antes del embarque. Y no se excluye que durante el trayecto también se practiquen pruebas PCR. Todos ellos podrán abandonar el país por los mismos medios en que hayan llegado.

Por tanto, no tendrá lugar este año la Operación Paso del Estrecho (OPE), desde España. El año pasado entraron en el país 2.965.462 marroquíes. Este año, la cifra será considerablemente menor. No obstante, miles de marroquíes regresarán a su país antes de la celebración de la fiesta del cordero, prevista para finales de julio. También hay que contar con los cerca de 30.000 marroquíes bloqueados en el extranjero desde que Marruecos cerró sus fronteras desde el 13 de marzo. Entre ellos se encuentran unas 7.000 temporeras de la fresa cuyos contratos han vencido entre junio y julio. Todos los que deseen regresar a Marruecos tendrán que hacerlo mediante conexiones aéreas o desde los barcos que salgan de Sète y Génova.

Marruecos implantó desde hace cuatro meses medidas muy drásticas para combatir la pandemia. El 13 de marzo, cuando cerró sus pasos fronterizos con Ceuta y Melilla, el Gobierno solo había detectado ocho contagios y un fallecido a causa del virus. El 15 de marzo, con solo un muerto reconocido, cerró todos sus vuelos internacionales. El 16 de marzo, con 29 casos de infección y solo un muerto, Marruecos cerró todos los centros educativos. Esa misma fecha se decretó el confinamiento del país y quedaron cerradas todas las mezquitas, medida que causó ciertas protestas en varias ciudades. A pesar de que la mayor parte del país ya ha salido del confinamiento y de que el estado de alerta sanitaria concluye el 10 de julio, las mezquitas solo se abrirán parcialmente a partir del 15 de julio.

La ministra de Exteriores, Arancha González, habló el martes con su homólogo marroquí, Naser Burita, aunque no quiso adelantar ningún detalle de la conversación. Es muy probable que Burita le comentase a González lo que trascendió un día después. El Gobierno español había diseñado un plan para coordinar una posible Operación Paso del Estrecho (OPE) por si finalmente Marruecos abría sus fronteras y autorizaba el tránsito.

El Gobierno de Andalucía se había opuesto en principio a la OPE. Los presidentes autónomos de Ceuta y Melilla habían alertado al Gobierno sobre los posibles problemas sanitarios que podría acarrear una afluencia masiva de viajeros. Y el alcalde de Algeciras, el principal puerto de llegada y salida de los viajeros de la OPE, también se había mostrado partidario de implantar medidas que evitasen colapsos en su municipio.

La OPE se desarrolla en gran medida con ciudadanos marroquíes. Pero también unos 200.000 argelinos suelen partir desde Valencia, Alicante y Almería hacia Orán y Argel. Para ellos tampoco habrá este año Paso del Estrecho, ya que el Gobierno argelino ha anunciado que no abrirá sus fronteras hasta que no se resuelva la crisis sanitaria. Y ayer mismo se produjo un nuevo récord de infecciones en el país.

Marruecos ha registrado hasta este miércoles entre sus 35 millones de habitantes, 14.771 contagios y 242 muertes a causa del covid-19. Y Argelia presenta entre sus 42 millones de habitantes 17.348 contagios y 978 muertes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario