jueves, 16 de julio de 2020

La clase política se da una tregua para homenajear a los fallecidos por la Covid y los trabajadores esenciales en el confinamiento

El rey pide "respeto" y "entendimiento" para saldar la "deuda moral" que dejan los fallecidos por la Covid
El Gobierno en pleno, todos los presidentes autonómicos y los líderes de prácticamente todos los partidos políticos han hecho la misma cosa este jueves en Madrid. Desde el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hasta el líder del PP, Pablo Casado, pasando por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, todos han recordado a las víctimas de la pandemia y reconocido la labor de los sanitarios y otros trabajadores esenciales en el homenaje de Estado que se ha celebrado en el Palacio Real. Además del rey, suya ha sido la palabra. El hermano de uno de los fallecidos ha asegurado que, conocidos o no, "todos quedan en la memoria de España". La enfermera que ha hablado en nombre de los trabajadores esenciales ha relatado la dureza de los momentos que se han vivido en los hospitales y ha pedido a los ciudadanos que "no se olviden de aquello".

Por un día, los políticos han subrayado más la "unidad" que lo que les desune, aunque Casado también ha aprovechado para recordar que todavía no hay una cifra precisa del número de fallecidos, de la que no ha habido ninguna mención en los mensajes oficiales de este jueves. En todo caso, el líder popular ha afirmado que "es un día para estar todos unidos y mandar un mensaje de responsabilidad a toda la población española ante los rebrotes". El territorio más afectado en estos momentos es Cataluña, cuyo presidente, Quim Torra, ha agradecido al Gobierno la organización de un homenaje que, ha dicho, da "consuelo colectivo". "Los españoles se merecían vernos juntos, despedir con honor a los fallecidos y agradecer mucho a quienes nos ayuda cada día", ha dicho en nombre del Gobierno su vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

El ambiente del homenaje -que no ha sido un funeral, tal y como subrayaron en días pasados fuentes del Gobierno- ha quedado reflejado en las palabras del rey, que ha asegurado que los familiares de las víctimas "no están solos en su dolor, es un dolor que compartimos. Su duelo es el nuestro, que aquí se hace presente ante todos los españoles. Dolor y duelo en el que todos nos reconocemos". Ante representantes políticos de toda índole -menos de Vox, el único partido ausente este jueves- Felipe VI ha lanzado un llamamiento al "respeto" y al "entendimiento" para saldar "la deuda moral" con los fallecidos y como "deber cívico" al estilo del que demostraron los trabajadores esenciales. Como en las grandes ocasiones, allí estaban también casi todos los expresidentes del Gobierno -menos Felipe González- portando mascarilla negra, la prenda y el color predominante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario