viernes, 15 de mayo de 2020

Madrid y Barcelona progresarán solo parcialmente hacia la fase 1 de la desescalada

Sanidad va a permitir abrir los comercios en la ciudad, pero no las reuniones sociales
La Comunidad de Madrid y la ciudad de Barcelona van a poder avanzar algo en el desconfinamiento, según han confirmado a este periódico fuentes del Gobierno, pero sin llegar a la fase 1. El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso había pedido esta semana progresar a esa fase 1 —algo que ya le fue denegado la semana pasada—, pero solo va a conseguir algo similar a la llamada fase 0,5 que ha propuesto Barcelona. Esta consiste, básicamente, en permitir la reapertura de la actividad comercial sin cita previa y con limitaciones de aforo. Pero no se autoriza a abrir las terrazas ni las reuniones sociales o familiares de personas que no hayan pasado la cuarentena juntas.

El Gobierno señala que en realidad es una fase 0 con alivios, porque la 0,5 no existe en el plan de desescalada. Lo cierto es que para Madrid es una posición intermedia entre lo que reclamaba la comunidad y los recelos que planteaba Sanidad que cree que el riesgo de contagio sigue siendo importante y sobre todo que no está totalmente garantizado el sistema de detección temprana que esta semana ha puesto en marcha esta comunidad. Con Barcelona las cosas estaban mucho más claras porque su reclamación era muy detallada y menos arriesgada que la de Madrid, según fuentes del Ejecutivo central. Finalmente, se ha buscado un equilibrio en medio de una fuerte presión política del Gobierno de la Comunidad, ariete de la oposición del PP.

Aunque falta por saber los detalles, la propuesta de Barcelona incluye que se puedan visitar centros de culto o museos sin sobrepasar un tercio de su capacidad de aforo, y bibliotecas para préstamo y entrega de libros, informa Clara Blanchar. Pero no se podrá salir del municipio. Madrid y Cataluña han sido de las comunidades más afectadas por el coronavirus tanto por brotes en hospitales como en residencias de ancianos.

De momento, los portavoces de la Comunidad de Madrid insisten en que la región cumple los criterios para pasar por completo a la fase 1, una etapa en la que se recobra la movilidad dentro del territorio —en este caso coinciden comunidad, área y provincia—. Ayer, en la documentación que presentaron, insistieron en que el sistema sanitario ya estaba mucho menos sobrecargado (la ocupación de las UCI, por ejemplo, había bajado un 73% desde un máximo de 1.528 camas usadas a primeros de abril) y que había un plan para detectar los positivos y sus contactos desde atención primaria con pruebas PCR (las que determinan la infección activa desde el principio) en 48 horas para todos los casos sospechosos, informa Isabel Valdés.

Según fuentes del Gobierno, esta llamada fase 0,5 es en realidad una fase 0, la inicial de mayor rigor y confinamiento, con ciertos alivios para ir recuperando la actividad económica. En el caso de Barcelona la decisión parecía clara, señalan, pero en el de la Comunidad de Madrid había más dudas. Lo que tenían claro era que no podía pasar a fase 1 cuando las pruebas PCR apenas han llegado a los centros de salud, la contratación de personal para reforzar la plantilla de atención primaria no se ha concretado y todavía se incumple el plazo para entregar los resultados de los análisis.

Otra comunidad que podría encontrarse una respuesta de un paso a la fase 1 a medias es Castilla y León. Los representantes de esta comunidad se reunieron el miércoles con el comité técnico del Ministerio de Sanidad para que evaluara su propuesta de que esta semana pasen a fase 1 otras 42 zonas sanitarias. La comunidad sigue con el paso lento que marca su consejera de Sanidad, Verónica Casado, lastrada por unos de los peores datos epidemiológicos de toda España. Las zonas propuestas, que se sumarían a las 26 ya aprobadas, tienen como la localidad más poblada a Ponferrada (León), pero no se incluye ninguna de las capitales de las nueve provincias castellanoleonesas. Aparte de estas zonas, los representantes de la comunidad trasladaron al ministerio durante su reunión la necesidad de que se permitieran ciertas medidas de alivio de la fase 0, la inicial cuando se decretó el estado de alerta sanitaria, y, siempre según fuentes gubernamentales, se lo han concedido.

Aparte de Cataluña, Madrid y Castilla y León, otras tres comunidades han pedido al ministerio que las provincias o zonas que quedaron el viernes pasado en la fase 0 progresen son Castilla-La Mancha (solo alcanzaron la fase 1 Cuenca y Guadalajara y quedaron fuera Toledo, Albacete y Ciudad Real), Andalucía (Málaga y Granada siguen en fase 0) y la Comunidad Valenciana (las principales zonas urbanas, incluidas las tres capitales de provincia, no han avanzado). En todos los casos, los Ejecutivos autonómicos han solicitado incorporarse totalmente a la fase 1.

Además, el ministerio tiene sobre la mesa las peticiones de Canarias y Baleares para que La Graciosa, El Hierro, La Gomera y Formentera pasen a fase 2. En ella ya podrán abrir restaurantes y bares con un aforo reducido, los centros educativos lo harán parcialmente para actividades de apoyo y se permitirá, por ejemplo, la caza y pesca deportiva.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario