martes, 7 de abril de 2020

Todos los alumnos italianos pasarán de curso, pero serán evaluados

Los estudiantes recuperarán las asignaturas en septiembre y la selectividad será oral si no han vuelto a las aulas el 18 de mayo
El coronavirus ha parado las clases en gran parte del mundo, y también en Italia. Lo primero que se cerró aquí, antes de que se decidiese parar el completo país, fueron las aulas en escuelas y universidades. Desde entonces –el 4 de marzo, en toda Italia, antes en la Lombardía y otras regiones muy afectadas– los alumnos italianos tienen que seguir con sus clases desde sus domicilios, ayudados por Internet. Pero quedaban dos grandes preguntas en el aire: qué pasaría con las evaluaciones finales de cada curso y, sobre todo, cómo se celebrará la selectividad en tiempos de la pandemia.

Anoche el Gobierno italiano respondió a ambas. En otro Consejo de Ministros, el Ejecutivo de Giuseppe Conte y su ministra de Educación, Lucia Azzolina, decidieron abordar ambas cuestiones y aprobaron un decreto de ley que, entre otras cosas, garantiza que todos los estudiantes pasarán de curso con el fin de poder terminar con éxito el año escolar 2019-2020. 

"No es absolutamente un seis político", dijo Azzolina, utilizando una expresión italiana que deriva de los movimientos estudiantiles de izquierdas de los años setenta para referirse a un aprobado general. "Hemos pensado dos posibles opciones que permitirán hacer exámenes según los aprendizajes reales también gracias al trabajo con la didáctica a distancia, si hay conocimientos que recuperar, lo harán en septiembre", puntualizó la ministra.

El plan italiano para salir del apuro es que desde el Ministerio se dicten medidas específicas a los institutos para evaluar a los alumnos teniendo en cuenta esta situación de emergencia. Habrá también recuperación del programa perdido este curso a partir del 1 de septiembre, que será considerada una actividad didáctica ordinaria tanto para los alumnos como para los profesores. 

Todo se terminará de concretar a partir del 18 de mayo, cuando quedarán cuatro semanas para el fin de curso italiano. Si para entonces los niños ya han podido volver a las escuelas será más fácil y podrán hacer cuatro semanas de clases presenciales. Si no, y los exámenes no pueden hacerse in situ, el Ministerio ordenará evaluar a los alumnos con modalidades telemáticas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario