martes, 21 de abril de 2020

Suspendido San Fermín 2020 por la pandemia del coronavirus

Es la quinta vez en la historia que se cancela San Fermín, las fiestas que durante la semana del 6 al 14 de julio convierten Pamplona en centro del mundo
Suspendido San Fermín 2020. La pandemia del coronavirus ha obligado al Ayuntamiento de Pamplona a cancelar las fiestas de la ciudad, que todos los años del 6 al 14 de julio se convierte en centro del mundo. Es la quinta vez, por tanto, que no habrá Sanfermines en la historia. 

"Les hemos convocado para dar una noticia que por muy esperada que fuese no deja de producir tristeza. Hemos tomado la decisión de suspender las fiestas de San Fermín de este año", ha anunciado la alcaldesa en funciones, Ana Elizalde.

"Las fiestas de San Fermín no han podido ser la excepción. Como el resto de acontecimientos de transcendencia mundial y fiestas nacionales, queda suspendida. Mientras no tengamos una vacuna así seguiremos", ha añadido Elizalde. "Es una decisión dura y triste que ha tenido el consenso de todos los grupos municipales".

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, está contagiado del coronavirus. "Sigue en casa, aislado", ha aclarado Elizalde. "En breve se va a incorporar". En Navarra han fallecido 413 personas afectadas por el Covid-19. "No es momento para chupinazos, encierros, corridas de toros o procesiones. Las medidas de seguridad son incompatibles con San Fermín. Tendremos flexibilidad y capacidad de reacción si las condiciones sanitarias permitieran su celebración".

El Ayuntamiento de Pamplona tenía presupuestado "3 millones de euros" para gestionar el aluvión de visitantes. "Estamos haciendo frente a gastos imprevistos". Los últimos datos del impacto económico que genera San Fermín en Pamplona "son de 2006". "Este año teníamos previsto actualizarlo". El estudio de 2018 El valor económico de la fiesta de San Fermín en Pamplona calcula que en la última década la celebración ha generado 740 millones. 

Elizalde ha señalado que el Ayuntamiento de Pamplona buscará "soluciones para paliar las cuantiosas pérdidas económicas y sentimentales que causará la suspensión de San Fermín"

La capital de Navarra acoge cada año a 1,45 millones de visitantes de todo el planeta. Con todos los países tomando medidas de precaución para evitar más contagios de Covid-19, el peregrinaje a San Fermín estaba amenazado, a pesar de que Maya dejó una puerta abierta el pasado marzo. 

"Trabajamos para que haya San Fermín. Habrá San Fermín", dijo. "Vamos a ver cuándo. Estamos trabajando para que así sea", declaró hace un mes. "San Fermín es un sueño que tenemos todos". No habrá fiestas de San Fermín en 2020.

Tampoco hubo Sanfermines en 1937 y 1938, a causa de la Guerra Civil. Ni en 1978, cuando murió un estudiante tras los disturbios que siguieron al despliegue de una pancarta que pedía la amnistía de los presos de la banda terrorista ETA. Y 1997 se suspendieron tras el asesinato por parte de ETA del concejal PP de Ermua Miguel Ángel Blanco.

La cancelación por la pandemia de coronavirus no ha pillado de sorpresa a la Meca, encargada de organizar las corridas de la Feria del Toro. "Era algo que teníamos asumido. Nosotros para el 10 o el 12 de abril suspendimos el contacto con los toreros porque no sabíamos lo que iba a pasar", explica Eugenio Salinas, miembro de la Casa de Misericordia, la residencia que acoge a 535 ancianos y a donde van destinados los beneficios de la feria.

Pamplona es una de las ferias más importantes del año. "Teníamos ideas generales. No había nada concreto. Decidimos ser prudentes. Vas viendo que, por ejemplo, se suspende Wimbledon, que coincide en fechas, y no hace falta ser adivino. La sorpresa hubiera sido que el alcalde no suspendiera San Fermín", señala Salinas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario