lunes, 27 de abril de 2020

Sanidad inicia un estudio en 36.000 familias para conocer la expansión real del virus

La encuesta de seroprevalencia tiene por objetivo saber el porcentaje de población inmunizada y detectar posibles casos para aislarlos
Familias de toda España han comenzado a recibir este lunes la llamada desde sus centros de salud o consejerías de Sanidad para citarles a un estudio para conocer la expansión real de la epidemia del covid-19. Para la encuesta de seroprevalencia, el Instituto Nacional de Estadística ha seleccionado más de 36.000 hogares, en los que están representados todos los grupos de edad, sexo y localización geográfica. En total, 90.000 personas están invitadas a participar, de forma voluntaria en el estudio, en el que se les realizará un primer test rápido de anticuerpos (con un pinchazo en un dedo), y una segunda prueba de anticuerpos del suero, que requerirá de una extracción de sangre con personal sanitario especializado. 

Los hogares, con una media de 2,5 miembros, están repartidos por todo el territorio. El tamaño muestral elegido por provincia varía entre las 900 personas en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y las 6.000 en la Comunidad de Madrid. El Ministerio de Sanidad espera que la muestra final esté compuesta por un mínimo de 60.000 personas, según un comunicado en el que ha informado de los detalles del estudio. De esta forma, "se pretende estimar el porcentaje de la población española que ha desarrollado anticuerpos frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2", explica la nota. "La información obtenida será de enorme relevancia para la toma de decisiones de salud pública en el conjunto del Estado", afirma.

Cada persona pasará los dos tipos de pruebas distintas tres veces, con una separación de tres semanas entre muestra y muestra. De esta forma, se puede apreciar "la evolución dinámica de la enfermedad", lo que para los expertos es un dato muy relevante. El Ministerio de Sanidad ha explicado que la investigación ofrecerá además información del comportamiento de la transmisión del virus dentro de los hogares después de seis semanas de confinamiento.

Aunque en un momento se valoró que fuera el Ejército el que tomara las muestras, finalmente serán los servicios de salud autonómicos los que se encargarán de recoger una muestra serológica de los participantes. Se hará en los centros de salud, salvo en los casos en los que sea indispensable la visita domiciliaria.

Es importante señalar que, la participación es voluntaria, se ha pedido a las familias, seleccionadas aleatoriamente, que en la medida de lo posible colaboren porque ello ayudará a tener "esta foto real de la epidemia", en palabras del ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Primero se hará un test rápido de inmunocromatografía, que detecta en 10 minutos con un simple pinchazo en un dedo —un procedimiento similar al de una prueba para medir la glucosa— tanto la inmunoglobulina IgM (los primeros anticuerpos que se generan) como la IgG (los más duraderos). Además, se hará un análisis de sangre más completo con una técnica llamada Elisa, que analiza en profundidad la cantidad de respuesta inmune que se ha generado.

En las dos primeras semanas, es decir, hasta el 10 de mayo si se cumplen los plazos, ya se habrá hecho una primera ronda, por lo que se podrá contar con unos resultados preliminares. Esta es una de las estrategias que maneja el Gobierno para la salida escalonada del confinamiento y la paulatina vuelta a la normalidad, aunque el retraso en el inicio del estudio, previsto para hace más de una semana, ha provocado que las primeras medidas, como el permitir la salida de los niños, se hayan tomado sin conocer la incidencia real de la epidemia. 

Es necesario saber cómo está circulando el virus en España y qué personas han pasado ya la enfermedad, con dos objetivos. El primero, de interés epidemiológico, es calcular qué parte de la población ha pasado la enfermedad y está inmunizada (aunque aún se desconoce cuánto puede durar esa inmunidad). El segundo es detectar posibles casos de infección activa, lo que permitiría aislar rápidamente esos casos para que no contagien al resto de las personas con las que viven, a sus compañeros de trabajo si están entre los empleados que acuden presencialmente a sus puestos o a otros ciudadanos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario