sábado, 11 de abril de 2020

Muere el histórico dirigente socialista Enrique Múgica

El exministro de Justicia y ex defensor del pueblo ha fallecido a los 88 años a causa del coronavirus
La aflicción y una consternación inabordable sorprendieron de madrugada al PSOE. La muerte de Enrique Múgica (San Sebastián, 20 de febrero 1932) una de las 16.000 víctimas del coronavirus, causante de la peor crisis sanitaria en España en más de un siglo, impactó en un partido que le consideraba uno de sus dirigentes más prominentes. Y eso que formalmente Múgica había dejado de ser militante socialista cuando fue nombrado defensor del pueblo en 2000 —era incompatible con su nueva responsabilidad—, después de un pacto entre los dos grandes partidos que hoy resultaría inaudito.

La capacidad de Múgica, ministro de Justicia con Felipe González entre 1988 y 1991, para lograr consensos entre partes en teoría irreconciliables le convirtieron en una figura muy importante no solamente para el PSOE. También de la historia reciente de España, en la que el político vasco trascendió a su partido. Sus denuncias del nacionalismo excluyente y del terrorismo etarra, que en los años noventa asesinó a su hermano Fernando dentro de una estrategia de eliminación del adversario político que ETA denominó como la socialización del sufrimiento, forman parte de su legado. El PSOE se despidió recordándole como "un gran defensor de la democracia, jurista y político, precursor y una de las personalidades más relevantes del socialismo". "Un referente socialista, un hombre que dedicó toda su vida a defender la democracia y la libertad. Nos deja una gran tristeza pero también el legado más valioso: un país mejor. Hasta siempre. Goian bego", fueron las palabras que le dedicó Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas, en su cuenta de Twitter.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario