viernes, 24 de abril de 2020

Más de 5.000 euros por escapar de España en patera

La pandemia fuerza movimientos migratorios inéditos y a la inversa. Marroquíes y argelinos huyen de la Covid y del consecuente parón económico
Regresar a casa en plena pandemia se ha convertido en una misión casi imposible que está alimentando las redes de tráfico de personas. Un grupo de unos 100 marroquíes se embarcó a finales de marzo en dos botes inflables para volver de forma clandestina a su país y burlar las restricciones decretadas para frenar el virus tanto en España como en Marruecos. Cada uno pagó unos 5.400 euros por el viaje, que concluyó en una playa de Larache, en el noroeste de Marruecos. El precio de una plaza en una patera desde las costas marroquíes a España, es decir, el trayecto contrario, oscila entre los 400 y los 1.000 euros, según fuentes policiales.

Los detalles de la travesía fueron recogidos por la prensa marroquí y el episodio consta en un informe interno de la Comisión Europea, como ejemplo de la flexibilidad de las mafias. "Los traficantes de migrantes muestran extrema flexibilidad y adaptabilidad de sus negocios delictivos, ahora también organizando los viajes de migrantes marroquíes irregulares que huyen de la covid-19 en dirección opuesta, es decir, de España a Marruecos", cita el documento.

El viaje del grupo de marroquíes, la mayoría en situación irregular en España, según el diario Al Ahdath Maghrebia, no fue fácil. Al acercarse a la costa fueron sorprendidos por enormes olas que les mantuvieron en el mar un día entero. Sin poder desembarcar, contactaron desde el bote con un facilitador que les cobró 300 euros a cada uno por ayudarles a llegar a la playa. La prensa local no deja claro si ese valor se sumó al ya invertido antes de partir o fue un gasto imprevisto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario