miércoles, 29 de abril de 2020

Los niños volverán a clase en septiembre, salvo excepciones

Las aulas acogerán a los alumnos que optan a un título -Bachillerato, ESO o FP- si quieren y a los menores de seis años cuyos padres no trabajen en casa y los alumnos de cualquier curso especialmente vulnerables
"Las clases vuelven en septiembre salvo algunas excepciones para reabrir centros educativos con tres propósitos: actividades de refuerzo, garantizar que los niños menores de seis años puedan acudir a los centros en el caso de que ambos padres tengan que trabajar presencialmente y, lógicamente, para celebrar la EVAU [Evaluación para el Acceso a la Universidad]", afirmó el presidente del Gobierno Pedro Sánchez al detallar el plan de desescalada tras el confinamiento por la pandemia.

Pero, dos horas después, el Ministerio Educación ha ido más allá. En la fase 2 podrán acudir a clase en tres supuestos: estudiantes de infantil menores de 6 años cuyos dos padres no puedan teletrabajar; estudiantes especialmente vulnerables de primaria, para recibir refuerzo educativo; y, si lo desean (es voluntario), no solo los que se presentan a Selectividad (unos 217.000), sino los alumnos del resto de cursos terminales (4º de ESO, 2º de FP de grado Medio y Superior y último año de Enseñanzas de régimen especial).

Además, una portavoz del Ministerio de Educación ha aclarado que los equipos directivos irán incorporándose también a finales de mayo a sus centros, siempre y cuando se cumplan las condiciones de control de la pandemia. Serán estos equipos los que diseñen cuántos docentes y de qué curso deben incorporarse a las aulas. Está previsto que ocurra en la fase 1 de la desescalada. El plan de desescalada en esta fase contempla respecto a los colegios e institutos que los centros educativos "abrirán para su desinfección, acondicionamiento y el trabajo administrativo y preparatorio de los docentes y personal auxiliar".

Los centros estarán abiertos en la fase 2 también para los alumnos especialmente vulnerables de cualquier curso, "un 10 o 12% de los estudiantes", según ha confirmado la portavoz del ministerio. Serán los profesores quiénes decidan qué alumnos pueden regresar en esta fase. "Esta medida está pensada para aquellos alumnos especialmente vulnerables, que no disponen en casa de recursos tecnológicos, y para que estos alumnos hagan refuerzo y no lleguen con más lastre del que ya llevan al curso siguiente", explicó esta portavoz.

La incorporación de estos alumnos se hará siguiendo las medidas de seguridad recomendadas. "Estos escolares se dividirán en grupos de 15 estudiantes y podrán alternar las clases presenciales con las online". Además, se permite también en esta fase la apertura de los centros de educación especial, donde cursan estudios 38.000 niños.

"Mientras no haya una vuelta a la normalidad en lo económico, en lo laboral es evidente que va a haber problemas de conciliación. Habrá casos en los que padres y madres vayan a trabajar y no tengan la capacidad de dejar a sus hijos [con alguien a cargo]. Con los abuelos no pueden porque es un colectivo de riesgo", reconoció Sánchez. En el caso de los menores de seis años -hay 1,7 millones matriculados en centros- las familias van a tener que acreditar que ambos progenitores no pueden teletrabajar y habrá limitación de aforo. El presidente no ha precisado en qué momento será este regreso minoritario al aula, pero sí que será en la fase 2. A partir del 25 de mayo las provincias que cumplan los indicadores marcados ingresarán en esa fase.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario