miércoles, 1 de abril de 2020

Las universidades aplazarán materia y reducirán las horas de práctica este curso

Los rectores buscan la fórmula para hacer evaluación continua a distancia y prorrogan las fechas de defensa de los trabajos obligatorios para lograr el título
Los rectores españoles están dispuestos a tener algo de manga ancha ante la situación excepcional de estado de alarma que ha provocado la propagación del coronavirus. Por eso aplazarán materia al curso que viene —si es necesario—, reducirán el número de horas de prácticas y buscarán la fórmula de hacer evaluación continua online. Estos planes se resumen en un documento de la conferencia de rectores (CRUE) consensuado tras reunirse el lunes de forma telemática el ministro de Universidades, Manuel Castells, con seis rectores que representaban a las 83 universidades españolas (50 de ellas son públicas).

La intención de la CRUE, que ha creado un portal con contenidos digitales, es plasmar "un marco de actuación común para todo el sistema" y que luego cada institución —para eso existe la autonomía universitaria— lo aplique como desee entre sus estudiantes. "El objetivo común es que ningún estudiante vea interrumpido su desarrollo académico por la Covid-19", se afirma en el documento de apenas página y media.

"Las universidades y el ministerio tenemos claro que ningún estudiante puede perder curso", afirma Eva Alcón, rectora de la Jaume I (Castellón) y participante en la jornada de trabajo. "Por eso pasamos en 48 horas de la enseñanza presencial a la online. Ha funcionado muy bien entre el estudiantado y el profesorado. Y ahora hay que dar el siguiente paso, cómo abordamos el final de curso porque quien manda es el virus".

Los rectores quieren que los alumnos alcancen "con criterios objetivos un nivel mínimo" en cada asignatura, que debe ser verificado. Y añaden: "Todo ello condicionado a que las competencias generales y específicas no alcanzadas puedan obtenerse, de ser preciso, en cursos posteriores". La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, contempla un escenario parecido en las enseñanzas no universitarias. El pasado sábado, en una entrevista en El Correo, afirmó: "Si no se vuelve a las aulas, habrá que incorporar contenidos de este curso al inicio del siguiente".

Además, las universidades van a ampliar los plazos para defender los trabajos de fin de grado y fin de máster, obligatorios para obtener el título, "así como —excepcionalmente— para aquellas prácticas curriculares que se consideren esenciales", se afirma en la carta dirigida a los rectores. En el encuentro telemático con Castells participaron los rectores de Córdoba (José Carlos Gómez Villamandos), Politécnica de Valencia (Francisco Mora), Castilla-La Mancha (Miguel Ángel Collado), Cantabria (Ángel Pazos), Jaime I (Eva Alcón) y Valencia (Mavi Mestre).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario