lunes, 13 de abril de 2020

La desesperada búsqueda de los alumnos que se han quedado desconectados del sistema educativo

El día que cerraron las escuelas el 10% del alumnado perdió el contacto con sus profesores. En algunas comunidades autónomas la policía les lleva las tareas en papel
Para la mayoría de alumnos seguir el curso por Internet está siendo difícil; para un sector está resultando un infierno, y hay un tercer grupo que el mismo día del cierre escolar, hace cuatro semanas, desaparecieron del radar académico y los centros no han vuelto a saber nada de ellos. Estos son los que le quitan el sueño a Antonio Solano, director del instituto Bovalar de Castellón. "Uno de los que más me preocupa es un chico que tengo en clase, que iba trabajando bien y al que por mucho que hemos estado llamando, nada. Y pienso: pero ¿dónde estará, qué estará haciendo? Quiero creer que está bien, pero la angustia no me la quito".

Solano es uno de los muchos profesores que, sin importarles que sean o no vacaciones, están buscando "como locos" a los alumnos que han quedado desconectados del sistema educativo, parte de los cuales cursan enseñanzas obligatorias. Nadie puede precisar su número, porque las autonomías todavía están elaborando censos con la información que les van remitiendo los centros. Una vez localizados, algunos territorios, como Navarra y el País Vasco, están recurriendo a policías y voluntarios para entregar las tareas casa por casa en papel. Madres, como Noelia Güelfo, cuyo hijo estudia en San Roque (Cádiz), están haciendo llegar los ejercicios a través de WhatsApp a familias que no tienen otra conexión que el móvil. Y casi todas las comunidades han iniciado el reparto de ordenadores y tabletas en cantidades variables -entre un millar y 14.000, según la autonomía-, pero insuficientes.

El Ministerio de Educación estima que un 10% de los 8,2 millones de alumnos de enseñanzas generales no puede seguir las clases por Internet. La estadística es, sin embargo, muy aproximada, basada en la encuesta sobre tecnología doméstica del INE. Cataluña y la Comunidad Valenciana consideran que el porcentaje ronda probablemente el 15%. Y los sondeos que han hecho las asociaciones de madres y padres de Granada, Jaén y Sevilla lo elevan al 20%.

El problema, dice Leticia Vázquez, presidenta de la conferencia de asociaciones de padres de Andalucía, no es solo tecnológico: "Muchas casas no tienen bastantes ordenadores para teletrabajar y estudiar, ni todas las familias tienen el tiempo y los conocimientos necesarios para ayudar a sus hijos". Miguel Soler, secretario autonómico de Educación valenciano, cree que al menos un tercio del alumnado no está en condiciones de seguir bien el curso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario