lunes, 13 de abril de 2020

Estrictas normas de seguridad marcan la vuelta parcial al trabajo desde hoy

Aunque hay voces contrarias a levantar la hibernación, algunos expertos advierten de que alargar el parón económico tiene efectos más graves en la salud de los vulnerables
Los trabajadores de servicios no esenciales, como la construcción o la industria, vuelven este lunes a sus puestos tras dos semanas de hibernación de la economía. El pasado 30 de marzo, el Gobierno endureció el estado de alarma y ordenó el cese de toda la actividad laboral no imprescindible para reducir la movilidad a la propia de un domingo y forzar la bajada de contagios por el coronavirus. Oficinas, albañiles y fábricas, entre otros, pararon. Este lunes, sin embargo, muchos vuelven al trabajo con las reticencias de algunos sanitarios y la oposición de algunos políticos. Cataluña se ha posicionado radicalmente en contra y Madrid expone sus dudas por el riesgo, dicen, de rebrotes. El debate en la comunidad científica busca equilibrar este riesgo con el impacto que tiene, en términos de salud a largo plazo, mantener la actividad económica al mínimo.

El Gobierno insiste en que España no está en fase de disminución de medidas de contención. El confinamiento continúa, pero volviendo a las condiciones decretadas con el primer estado de alarma, el 14 de marzo. Esto significa que la mayor parte de la población sigue en su casa —colegios, bares, restaurantes, equipamientos culturales y centros de ocio permanecen cerrados—, pero se reinicia la actividad económica que paró con el decreto de hibernación. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha acompañado la decisión de reactivar estos sectores con el refuerzo de medidas de protección, como el reparto de 10 millones de mascarillas en el transporte público y la publicación de un protocolo de actuación para una vuelta al trabajo más segura.

Con todo, el debate sobre levantar la hibernación de la economía sigue sobre la mesa. La Generalitat de Cataluña, por ejemplo, considera una "imprudencia" y una "temeridad" relajar el confinamiento. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sembró dudas sobre la estrategia de Sánchez y pidió que aclare "cuánto, cómo y dónde" se llevará a cabo el reparto de mascarillas anunciado. "Otra ola ahora mismo sería imperdonable", lanzó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario