viernes, 10 de abril de 2020

España se apresta para un mes más en estado de alarma por el coronavirus

Continuará probablemente al menos hasta bien entrado mayo, con lo que duraría alrededor de dos meses como mínimo
España recupera la tendencia bajista de la epidemia de coronavirus, pero el estado de alarma, declarado el 14 de marzo, continuará probablemente al menos hasta bien entrado mayo, con lo que duraría alrededor de dos meses como mínimo.

El estado de alarma conlleva medidas drásticas de limitación de actividades económicas y movimientos de población para contener los contagios, lo que se deja notar totalmente este Viernes Santo atípico de iglesias cerradas y calles vacías totalmente, ya que este año fueron suprimidos los oficios religiosos y las famosas procesiones españolas.

En una época del año de traslados masivos, los desplazamientos de vehículos ligeros descendieron el miércoles pasado un 90% respecto a 2019, informó hoy la Dirección General de Tráfico.

Mientras tanto, la epidemia retoma la tendencia descendente en España, tras dos días consecutivos de leves subidas. Cerca 152.500 personas se infectaron y 15.238 murieron hasta el momento.

En estas circunstancias, el Congreso respaldó ayer una nueva prórroga del estado de alarma solicitada por el Gobierno hasta el 11 de abril, aunque el jefe del Ejecutivo, el socialista Pedro Sánchez, anunció en el debate que pediría posteriormente una ampliación de otros quince días, hasta el 11 de mayo.

El 26 de abril "no habremos puesto fin a la pandemia", argumentó, pero "si no fuese así sería porque las cosas han mejorado de forma sustancial".

El Gobierno se reúne hoy para hacer efectiva la prórroga del estado de alarma, que está "funcionando", según Sánchez. Y aprobará nuevas medidas económicas como la activación de un nuevo tramo de avales crediticios por otros 20.000 millones de euros, que irá dedicada íntegramente a autónomos y pymes.

Sánchez convocó a todos los partidos políticos la semana que viene para iniciar el diálogo en busca de un "gran acuerdo" económico y social para la reconstrucción del país.

Sin embargo, el líder de la oposición, el conservador Pablo Casado, no vio sincera la "repentina vocación pactista" del presidente del Gobierno, sino que intenta "tapar" sus fracasos de gestión de la crisis, según dijo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario