martes, 21 de abril de 2020

El uso de mascarillas defectuosas obliga a aislar a más de mil sanitarios

Sanidad admite que la falta de equipos de protección desde que estalló la crisis ha favorecido las infecciones entre el colectivo, que acumula el 15% de los contagios
Más de un millar de sanitarios están aislados y miles deberán someterse a las pruebas de detección del SARS-CoV-2 tras quedar expuestos al nuevo coronavirus por utilizar mascarillas defectuosas de un lote cuya retirada fue ordenada el viernes. No hay una cifra de cuántas personas las usaron. Para empezar, el Ministerio de Sanidad no sabe cuántas de las mascarillas del lote —de 350.00 o 400.000 unidades, según las fuentes—, no cumplían los requisitos.

Este material protector venía a aliviar la necesidad de equipos de la que llevan quejándose los profesionales sanitarios desde el inicio de la crisis, a mediados de febrero. Unas carencias que han favorecido que en España haya más de 31.000 sanitarios en las listas oficiales de afectados, con decenas de fallecidos —34 entre los médicos—, aunque la cifra real seguro que es mayor. Solo entre el personal de enfermería, según una encuesta de sus colegios, hay 70.000 positivos.

La queja de los profesionales, que acumulan el 15% de los contagios, es general. Y hasta el Ministerio de Sanidad ha reconocido la relación entre los infectados y la falta de material en el informe Información científico-técnica sobre la enfermedad del coronavirus-19, actualizado el viernes. En él se explica que una de las causas de este "alto contagio" pudo deberse a que el personal estaba "indebidamente protegido". Primero, porque no se sabía el riesgo de infección que suponían los casos asintomáticos. Y, más tarde, "por el grave problema mundial de desabastecimiento" de material de protección.

El lote de mascarillas, adquirido a la firma china Garry Galaxy, iba a paliar en parte ese déficit de equipos que ha sido una constante desde el inicio de la pandemia. Pero finalmente no ha ocurrido. El viernes se supo que ese material de protección era defectuoso. Y para entonces ya llevaba diez días utilizándose, porque se repartió en plena Semana Santa. Ello dificulta aún más saber quiénes se vieron afectados.

Aún faltan algunas partidas por retirar, pero las comunidades ya están en el proceso de identificar a los posibles perjudicados. Las medidas más estrictas las ha tomado Murcia, que ha aislado a más de 1.100 profesionales. También Andalucía —que ha detectado 12 positivos— y Baleares —que empleó 2.800 unidades de un lote de 30.000— han adoptado esa medida con algunos profesionales —tres y cuatro respectivamente— que usaron las mascarillas defectuosas y pudieron estar expuestos al coronavirus.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario