lunes, 13 de abril de 2020

El nuevo reto hospitalario es atender a los enfermos relegados por el virus

Los centros se preparan para hacer frente a los pacientes que no han recibido hasta el momento la asistencia que necesitaban por la urgencia de la pandemia
Los hospitales españoles de las zonas más afectadas por el coronavirus se preparan para hacer frente a una segunda revolución en apenas un mes. Si la llegada de la epidemia les obligó a convertirse de repente en centros dedicados casi en exclusiva a la Covid-19, el descenso de la presión asistencial por la enfermedad registrado en los últimos días les impulsa ahora a "reconstruirse" con el objetivo de tratar a pacientes de otras patologías que no han sido asistidos en las últimas semanas.

"Hace solo diez días teníamos 1.030 camas dedicadas al virus. Ahora son 550", detalla Jaime Masjuan, jefe del servicio de Neurología del Ramón y Cajal, de Madrid, que, pese a todo, alerta de que las UCI siguen sobrecargadas. "Pero necesitamos ir recuperando el espacio que quede libre, porque los daños colaterales de la epidemia van a ser importantes. Van a venir pacientes con secuelas porque han sufrido infartos, ictus… y no han venido al hospital ni han recibido la asistencia que requerían", añade.

Es "el repliegue", como lo denomina el jefe de servicio de Neumología del hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid), José Miguel Rodríguez. "Es más complejo reorganizar un hospital en estas circunstancias que abrir uno de nuevo. Pero tenemos que hacerlo bien, porque de ello dependerá la salud de muchas personas", incide.

La situación de todos los grandes centros sanitarios madrileños es similar, según fuentes sanitarias de la región más golpeada por la epidemia. Pero otras comunidades como Cataluña se preparan para el mismo reto, aunque con algunos días de retraso por las distintas velocidades a las que el virus ha golpeado a España.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario