jueves, 2 de abril de 2020

El ministro de Universidades cree que no deben reanudarse las clases presenciales en facultades

Los campus tendrán máxima flexibilidad para adaptar las evaluaciones ante la crisis sanitaria
El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha transmitido este jueves a las comunidades autónomas que no considera oportuno reanudar las clases presenciales en lo que resta de curso debido a la epidemia del coronavirus. Castells se ha reunido con los responsables educativos autonómicos para abordar el desenlace del curso y las fórmulas de evaluación en el contexto de la crisis sanitaria. Las universidades tienen autonomía, pero fuentes de la reunión creen que todas o prácticamente todas asumirán las indicaciones que se les proporcionen.

El comunicado distribuido por el ministerio no recoge la opinión manifestada por Castells sobre las clases presenciales durante la reunión, sino un resumen con siete puntos sobre los asuntos "tratados con un amplio consenso". Y al respecto señala: "La evolución de la pandemia en España, y en el mundo, es actualmente imprevisible, lo cual condiciona los plazos temporales en que sea posible retornar a la enseñanza presencial. Por consiguiente, debemos estar preparados para todas las eventualidades. Las universidades, con el apoyo de sus consejerías y de este ministerio, están organizando modalidades de enseñanza no presencial, tanto en las actividades docentes que aún se realizaran en este curso como en la evaluación final del curso. Cada universidad, en función de sus posibilidades, determinará la vigencia de dichas modalidades, así como las fechas de su aplicación según la evolución de la pandemia".

En paralelo, las 10 universidades andaluzas y la Junta han decidido suspender las clases presenciales lo que queda de curso y seguir la enseñanza online "en previsión de que no pueda volverse a impartir docencia presencial aun cuando se decrete el fin del estado de alarma", han señalado en un comunicado conjunto de este jueves. Cada universidad decidirá a partir de ahora cómo adapta un plan de contingencia común para resolver "la docencia de prácticas que no puedan desarrollarse en formato online, mecanismos de evaluación, guías docentes, adaptación del calendario académico y desarrollo de los trabajos de fin de grado y trabajos de fin de máster", informa Javier Martín Arroyo.

El ministro también ha propuesto, y las comunidades se han mostrado de acuerdo con ello, ofrecer la máxima flexibilidad a la hora de evaluar. Las fórmulas para hacerlo a distancia serán determinadas caso a caso, en cada centro y cada asignatura. Pero ha habido acuerdo en que la flexibilidad debe ir acompañada por criterios claros para los alumnos, que deberán ser publicados por cada profesor, departamento o facultad para que los estudiantes sepan a qué atenerse.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario