martes, 7 de abril de 2020

El Gobierno planea hacer test a 30.000 familias para conocer la expansión del coronavirus

La medida servirá para determinar el porcentaje de la población que padece la enfermedad y decidir qué medidas de confinamiento se pueden levantar
La mayoría de los expertos coinciden en que el número de contagiados en España está muy por encima de los 135.032 recogidos hasta este lunes, e incluso algunos estudios sugieren que pueden ser millones. Ahora, el Gobierno va a poner en marcha un muestreo epidemiológico para conocer cuánta gente tiene coronavirus en el país. Según un documento del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) publicado este martes por la cadena SER, el Ejecutivo pretende diagnosticar a 62.400 personas, es decir, unas 30.000 familias. Se le hará un test rápido a cada miembro del hogar y, si la prueba da negativo, se realizará un PCR, la prueba más fiable. El sistema se repetirá a los 21 días. Esta medida servirá para determinar el porcentaje de la población que padece la enfermedad y, a partir de ahí, decidir qué medidas de confinamiento se pueden ir levantando, y de qué manera.

La iniciativa fue adelantada el pasado domingo por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y confirmada este lunes por María José Sierra, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad: "Una de las estrategias que vamos a desarrollar va a ser saber cómo está circulando el virus en España, qué pacientes han pasado ya la enfermedad, cómo ha circulado entre la población. Para ello estamos diseñando importantes estudios de prevalencia y usaremos también los test rápidos", dijo Sierra.

"Es necesario conocer las verdaderas dimensiones de la epidemia de Covid-19 en España y cuál es el estado inmunológico en relación con SARS-Cov2 de la población española", explica el documento, "así como monitorizar de forma dinámica la evolución de la infección entre la población, ya que esta información es imprescindible para orientar las medidas de salud pública futuras relacionadas con el control de Covid-19". El ministerio espera que el estudio "proporcione estimaciones de prevalencia de infección presente o pasada con suficiente precisión como para tener datos a nivel provincial, que, además, permitirá disponer de información continua sobre la evolución de la epidemia aún en curso".

El estudio estará compuesto por un mínimo de 62.400 personas "a partir de una muestra de hogares de personas no institucionalizadas", con el objetivo de obtener datos representativos a nivel nacional, autonómico y provincial, así como de todos los grupos de edad. El protocolo indica que los profesionales que lleven a cabo el estudio realizarán un test rápido de anticuerpos a cada miembro de la familia. Esta primera prueba sirve para un primer cribado: si la persona da positivo, se considerará como contagiada, pero hay veces que un infectado puede dar negativo (si lleva menos de seis días contagiado); por eso, a quienes den negativo se les realizará un PCR, la prueba más fiable que existe (aunque también más lenta).

Con ambas pruebas se procederá a valorar si en los domicilios participantes hay individuos contagiados y si es necesario aislarlos, bien en una habitación del propio domicilio o bien en alguna instalación pública. De hecho, el pasado domingo Sánchez pidió a los presidentes de las comunidades autónomas preparar un listado de infraestructuras que puedan servir para aislar a los positivos que no requieran hospitalización y que no contagien a las personas cercanas. El Gobierno explicó este lunes que el confinamiento para los asintomáticos sería voluntario, aunque busca fórmulas legales para ver cómo actuar con aquellas personas que no quieran aislarse. En cualquier caso, en las visitas posteriores a cada domicilio incluidas en el estudio —pasados 21 días— se repetirán las pruebas que correspondan según el estatus de cada individuo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario