miércoles, 1 de abril de 2020

Catalunya cambiará el recuento de muertes al sumar los decesos en casa

Hasta ahora se contaban sólo los que morían en hospitales diagnosticados de Covid-19
Las cifras de muertes por la Covid-19 podrían crecer con un cambio en el sistema de recuento en Catalunya. La percepción del alcalde de Igualada, Marc Castells, que en su ciudad han muerto más personas por el coronavirus de lo que indican las cifras oficiales –según Salut, 67, según el alcalde son posibles 140– es generalizada. Incluso para la propia Generalitat. Por eso la consellera Alba Vergés anunció ayer que intenta acordar con las funerarias un nuevo sistema de registro de casos, para tener así un retrato más próximo a la realidad.

Ese supondrá contar no sólo los casos confirmados por el sistema sanitario, sobre todo en los hospitales, sino registrar a todas aquellas personas que mueren por la acción de este coronavirus en casa o en residencias sin la supervisión de la sanidad pública.

Para determinar si una persona ha muerto por la Covid-19 se utilizan dos vías: la famosa prueba PCR que determina la presencia de los virus, y el diagnóstico clínico apoyado en los síntomas, una radiografía de pulmón y un hemograma donde se determina la presencia de determinadas proteínas asociadas a la infección. Las dos maneras son aceptadas como casos positivos.

Para conocer las muertes sólo existe oficialmente el registro de mortalidad, pero es mucho más lento que esta epidemia. Así que Salut recibe esta información de forma muy rápida de los hospitales, pero no tiene el mapa completo, porque no todos los enfermos han muerto en un centro sanitario. De ahí el intento de acuerdo con las funerarias para usar la información de los certificados de defunción que manejan. En ellos pueden consignarse también los casos probables, no confirmados.

Seguramente eso supondrá un aumento de las estadísticas de mortalidad por Covid-19 justo cuando la epidemia en Catalunya pasa por su semana y media más dura. Cuando más casos graves se van a acumular en los hospitales.

El mapa del coronavirus en Catalunya es casi exclusivamente de gran urbe. La extensión de la enfermedad en Catalunya se ha concentrado en Barcelona y su entorno metropolitano con la excepción de Igualada, y los otros tres municipios adyacentes, donde hay la mayor proporción de casos de toda Catalunya. Si en Igualada se calcula una tasa de entre 417 y 442 casos por cada 100.000 habitantes, en Barcelona el área básica con la tasa más alta, la del Guinardó, no pasa de 267.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario