miércoles, 15 de abril de 2020

70.000 enfermeras pueden estar infectadas por coronavirus

Una macroencuesta realizada a 7.500 profesionales revela que el 27,9% ha sufrido síntomas y el 32% de los que se han hecho la prueba ha dado positivo
La extensión de la infección por coronavirus en un colectivo crucial en la lucha contra la pandemia empieza a aflorar con algunos datos. Algo menos de un tercio de las 255.000 enfermeras que prestan asistencia pueden estar contagiadas, a tenor de los resultados preliminares de una macroencuesta que la Organización Colegial de Enfermería ha realizado a sus miembros. Un 27,9% de los más de 7.500 sanitarios preguntados dicen tener o haber tenido síntomas de esta infección. La organización estima con esos datos que en torno a 70.000 enfermeras pueden estar afectadas. Otro resultado que afianza esa tasa de contagio son las pruebas realizadas a estos profesionales: el 22,7% asegura que se ha sometido a ella. Un tercio (32%) ha dado positivo.

Tres de cada cuatro enfermeras que han dado positivo creen haberse contagiado durante su trabajo. El 35,1% asegura que la razón es por la falta de equipo o material adecuado y el 41% por el cuidado de pacientes no diagnosticados.

La entidad envió el domingo, a través de email, un cuestionario con 22 preguntas a 116.925 profesionales para saber el efecto de la pandemia en su salud y trabajo. "Hasta ahora han respondido 7.500 y siguen mandando respuestas", asegura un portavoz, "han sido muy rápidos en contestar". El vicesecretario de la organización, José Luis Cobos, cree que la macroencuesta con las percepciones y opiniones de los sanitarios viene a demostrar que no están protegidos y que tampoco tienen acceso a las pruebas para conocer si se han infectado, aunque no presenten síntomas. "Hemos insistido desde el inicio de la crisis en que había que cuidar a los que cuidan", afirma, "y la manera de hacerlo es dándoles medios para protegerse y test para conocer su estado de salud. Y eso no ha pasado".

Un 5% de los preguntados asegura haber superado la enfermedad. Pero, en el momento de responder, un 7,9% se encontraba en cuarentena. El dato más preocupante es que hay otro 5% que asegura tener síntomas, pero sigue trabajando.

José María San Segundo, director del Instituto de Análisis e Investigación de la organización profesional, sorprendido por la avalancha de respuestas, asegura que ello demuestra que las enfermeras están "muy involucradas y comprometidas con esta crisis, además de afectadas psicológicamente". El experto considera que, de alguna manera, esta conducta implica "una petición de ayuda por la impotencia que sufren en el cuidado de sus pacientes".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario