viernes, 27 de marzo de 2020

Interior detalla en una orden posibles medidas por si se endurece el confinamiento

El Gobierno confía en que la curva empiece a aplanarse para no tener que frenar más la economía
En pleno debate entre el Ejecutivo, sus aliados y algunas comunidades autónomas, que reclaman frenar aún más la producción para controlar el contagio, el Ministerio del Interior ha publicado este jueves una orden en la que detalla qué transportes estarían autorizados a transitar por las carreteras españolas en caso de que se endureciera el confinamiento. El Gobierno señala que esto no quiere decir que esté pensando en tomar esas medidas, sino que la Administración se prepara para posibles escenarios. El Ejecutivo confía en que disminuya la curva de contagio en los próximos días. Si no lo hace, se plantearía endurecer las medidas.

El debate sobre la posibilidad de ordenar que se pare aún más la actividad económica, en especial en sectores como la construcción, que tiene serias dificultades para garantizar las medidas de seguridad y la distancia entre los trabajadores, se ha vivido con intensidad dentro y fuera del Gobierno en los últimos días. El miércoles, en el debate parlamentario, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, dejó traslucir la posición de su grupo ante la mirada de Pablo Iglesias, el vicepresidente segundo y líder de este grupo. Echenique dijo que si más adelante se "pensara en mayores restricciones, Unidas Podemos las apoyaría". Gabriel Rufián, portavoz de ERC, aliado del Gobierno, fue más dramático: "O paramos el país o nos quedamos sin país".

La posición de Unidas Podemos dentro del Gobierno queda así muy clara. Está a favor de más restricciones. Pero en el Ejecutivo se ha decidido de momento —todo cambia en horas en esta crisis, advierten fuentes gubernamentales— no frenar más la economía para evitar consecuencias dramáticas para las empresas y los trabajadores —ya hay más de un millón de ellos afectados por ERTE— que compliquen la recuperación posterior.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, dejó clara la posición del Gobierno al ser preguntado específicamente por las obras. "No hay ninguna obligatoriedad de mantener las obras. Algunos Ayuntamientos podrían suprimir algunos servicios que no son esenciales, como los de jardinería, por ejemplo. El problema de las obras y la construcción, que sabemos lo importante que es, es que tenemos que combatir la pandemia, pero también tener una cierta base económica que nos permita hacer frente a la cuestión sanitaria. No podemos destruir toda nuestra base económica. Hay actividades que parece que no son esenciales pero forman parte de una cadena que nos permite el abastecimiento y nos va a permitir salir con mayor fortaleza. Pero no hay obligatoriedad de mantenerlas", sentenció.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario