lunes, 9 de diciembre de 2019

Jorge Rial comparó a Amalia Granata con Hitler y ella lo cruzó

El conductor de Intrusos comparó la jura con el saludo nazi y la legisladora de Santa Fe se defendió: "No podía verme feliz y me comparó con ese ser nefasto", declaró. La altura y el atril como explicación
Nadie sabe a ciencia cierta cuál fue el detonante que distanció definitivamente a Amalia Granata de Jorge Rial, pero lo concreto es que hoy bajo distintas circunstancias y puntos de vista sobre la política, fundamentalmente, ni la flamante diputada, ni el periodista, se toleran.

Todo comenzó el pasado viernes cuando la mujer que se hizo famosa a partir de su fugaz vínculo con Robbie Williams y que logró coronarse en las últimas elecciones, como diputada de Santa Fe, juró formalmente.

"Prometo defender la vida en las diferentes etapas", anunció quien se hizo famosa por su militancia en contra del aborto. Claro que no fueron sus argumentos, si no la imagen que aprovechó el conductor de Intrusos para mofarse de ella.

"¡Polonia, allá vamos!", twitteó Rial, haciendo una analogía del brazo extendido de la joven, con el reconocido saludo nazi. De todos modos, la comparación de Granata con Adolfo Hitler, no demoró en ser desactivada por la propia protagonista.

"Yo soy petisa y la Constitución estaba en un atril. Todos juraban con la mano hacia arriba y obviamente salieron a poner fotos de Hitler con la mía", admitió la afectada. No conforme con su explicación, la flamante legisladora no dio margen a dobleces y fue directa al grano. "Nuestro amigo Rial fue uno de los que se burló de eso. Imaginate si yo me burlara y hablara de él. No me podían ver feliz jurando y me comparaba con este ser Nefasto", admitió para continuar con su análisis. "Piensan que soy de derecha y facha", comentó.

De todos modos, la repercusión de su imagen significó todo tipo de comentarios y una catarata de críticas, tanto para la defensora de las dos vidas, como para el periodista de América.

En este sentido, Amalia se quejó por no poder disfrutar su especial momento en el Congreso.

"No podían permitirme mi felicidad por jurar. Estaba la Biblia católica, la Biblia evangélica y la Constitución y vos ponés la mano donde querés. Yo juré ante la Constitución porque más allá de que soy católica y cristiana, no voy a mezclar a Dios con la política. Me parece que no tiene nada que ver", reflexionó con el tono que la caracteriza.

Así y todo, Granata reconoció que no tiene pensado llevar el tema a la justicia. "La verdad es que ya no me quedan abogados, ¡y tengo cinco!", se excusó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario