viernes, 8 de noviembre de 2019

La verdad detrás de la fiesta de cumpleaños de Diego Maradona y la pelea con sus hijas

Según aseguró su hija, el ex futbolista casi se ahoga en su propio vómito
Las versiones sobre la noche de cumpleaños de Diego Maradona son muchas, sin embargo, en lo único que coinciden son en los detalles.

Todo sucedió el pasado 30 de octubre, día en que Diego Maradona celebró su cumpleaños número 59. Rocío Oliva y Claudia Villafañe ya se habían peleado al contar distintas versiones e incluso la ex esposa del actual técnico de Gimnasia La Plata amenazó con "mostrar videos" sobre el estado que tenía aquella noche el ex futbolista.

Mientras que su ex pareja y actual socia –según ella aclaró sobre su vínculo– sostiene que su salud está perfecta y que no toma alcohol.

Este jueves, Jorge Rial y Marcela Tauro reconstruyeron en Intrusos, con testimonios que recolectaron, cómo fue la tarde en que comenzó todo, con la visita de Gianinna y Dalma a su padre con sus respectivos hijos, Benjamín y Roma. El conductor sostuvo que las jóvenes se encontraron con su papá "en una casa precaria para lo que uno imagina de Diego" de Bella Vista y no en el hogar en el que vive, dentro de un country de la zona.

"No lo vieron bien. Estaba ido...Y Rocío les dijo que recién se acababa de despertar de una siesta. No se quedaron mucho tiempo, justamente porque no lo vieron bien a Diego, y como estaban con sus hijos, no querían que lo vieran en ese estado. Sobre todo Benjamín, que ya entiende", contaron en el programa sobre el hijo de Gianinna y el Kun Agüero.

También revelaron el regalo que le hicieron a Maradona, que fue interpretado de dos maneras distintas, según sus entornos: se trató de una caja con objetos personales de sus familiares (estampitas y rosarios de Doña Tota, y pertenencias de Don Diego, así como un recuerdo de sus hijas Dalma y Gianinna y de sus nietos Benjamín y Roma).

Quienes armaron el regalo tuvieron el objetivo de que Diego Maradona llevara consigo pertenencias de su familia y que los tuviera siempre presentes. Sin embargo, desde el entorno de Rocío Oliva, sostuvieron que las velas (que también estaban en la caja, ya que eran de Doña Tota) tenían que ver con "una macumba".

Siempre según las versiones que les llegaron a Rial y Tauro, "Diego no estaba lúcido y decidieron irse".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario