miércoles, 6 de noviembre de 2019

La insólita defensa del pediatra acusado por pornografía infantil: "Eran fotos médicas"

El pediatra Ricardo Russo, aseguró que es "inocente" de los delitos de producción, facilitación y distribución de pornografía infantil
"No tuve ninguna intención de almacenar algún tipo de imagen de pornografía. Los archivos que se encontraron en la computadora, la gran mayoría estaban en la basura. Esto demuestra que no tenía interés en conservarlos. Y si no estaban en la basura era simplemente porque nunca los había visto", señaló Russo, en la quinta jornada del juicio oral que comenzó el pasado 28 de octubre.

"Yo me dedicaba a otra cosa: a la medicina y a mi familia. Este proceso fue ampliado y tergiversado de una manera desproporcionada e irresponsable. Casi demencial. No puedo entender", expresó ante el magistrado. "Yo no entiendo cómo alguien puede considerar que en un ambiente médico de un hospital público, lleno de padres y gente, se pueda producir pornografía. Es incompatible el concepto", agregó.

"Todavía estoy convencido de que puedo ser útil para la sociedad. Tengo fuerzas para seguir adelante. Mi familia, mis amigos, mis pacientes y mis colegas me impulsan salir adelante. Estoy convencido de que soy inocente", concluyó.

En tanto, el abogado defensor del pediatra pidió la absolución de todos los delitos en la última audiencia del juicio. "Russo se pudo haber equivocado, consultado o tomado de una red accesible a todos, contenidos censurables que compartió porque quiso y compartió el programa eMule", sostuvo Ricardo Izquierdo.

Por otra parte, la abogada querellante por el hospital Garrahan, Susana Ciruzzi, solicitó este martes 13 años de prisión e inhabilitación perpetua para el pediatra. "Hemos visto y aprendido en este juicio el horror de la pornografía infantil que se asienta en el abuso infantil, porque no hay forma de que un niño sea víctima de la pornografía infantil sin que haya abuso sexual", sostuvo en su alegato Ciruzzi.

En este sentido, la fiscal a cargo de la investigación del caso, Daniela Dupuy, había pedido 10 años de pena sin el beneficio de la prisión domiciliaria hasta que la condena quede firme. Tanto la Fiscalía como la querella hacen responsable al pediatra Russo de victimizar a "1.500 niños y niñas".

"Me da mucha tranquilidad el juez, por su manera de tratar las cosas", señaló Russo a TN, tras la audiencia. "Los pacientes me conocen y saben cómo trabajo, me lo han dicho. Recibí muchos mails de apoyo. Así que les digo que sigan confiando en el doctor que siempre los atendió. Lo que ocurrió en mi consultorio tiene que ver con la medicina. Siempre estuvieron los padres presentes y ellos saben que no hago otra cosa que una buena medicina de forma transparente", remarcó.

Russo, de 57 años y médico del Hospital de Pediatría Garrahan desde 1996, está acusado de distribuir y comercializar pornografía infantil. La investigación judicial detectó unos 270 videos de pornografía infantil que el detenido compartió a través de la red de distribución e intercambio de archivos eMule.

Siete de esos videos contenían imágenes de niñas de entre 8 y 12 años en actos sexuales explícitos o con tomas de sus genitales. En tanto, en la casa del pediatra, en el barrio porteño de Núñez, también fueron encontrados dispositivos con más de 700 fotos y videos con niños y niñas, algunos de los cuales habrían sido tomados en el Garrahan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario