martes, 5 de noviembre de 2019

Julieta Prandi denunció nuevamente a su ex: no la dejó entrar a una propiedad que ambos tienen en Escobar

La actriz había denunciado a su ex por violencia familiar
Tras la denuncia de Julieta Prandi a Claudio Contardi por violencia familiar, ahora se sumó un nuevo escándalo por una vivienda que ambos tienen en común en un barrio cerrado de Escobar. 

"En este momento, Julieta está en una escribanía librando un acta. Ella quiso ingresar a una propiedad conjunta que tiene con su ex marido en el barrio Septiembre en Escobar. En la garita no le permitieron el ingreso a pedido de Contardi", contó Agustina Kämpfer.

La periodista explicó que esa casa forma parte de los bienes conyugales de la ex pareja. Por lo tanto, no se puede administrar sin el pleno consentimiento de las dos partes. Ahora, Contardi "se está mudando a esta casa con su actual pareja" y anteriormente "había alquilado la propiedad y cobró 600 mil pesos por adelantado", sin darle un porcentaje a la modelo.

"Me llego información que mi propiedad, el lote 317 del barrio Septiembre de Escobar está nuevamente ocupada. El inquilino anterior se retiró en agosto. Hay dos vehículos y un perro. Hay gente que entra y sale", contó Prandi en un audio que le mandó por WhatsApp a Kämpfer.

"Hoy me presenté en el barrio con mi abogada y una escribana de Jurisdicción Escobar para labrar un acta y constatar quién vive en mi propiedad. El barrio Septiembre no me permitió el ingreso. Nos dijeron que por orden de Claudio Contardi, mi ex marido, no podían ni dejarme ingresar ni darme información de quiénes estaban ocupando mi casa", agregó la modelo.

En una entrevista con Teleshow, Julieta había explicado cómo fueron los años de engaños, violencia psicológica y sometimientos que sufrió durante su matrimonio. "Él me decía que sin él no iba a poder: ‘Ya estás vieja, vos qué vas a hacer sin mí... si no servís para nada’, me gritaba. En el último tiempo, cuando discutíamos, me llegó a decir que si fuese un hombre, no me hubiese dejado un solo hueso sano. Y el último día yo desesperada le dije: ‘Vos sos un hijo de puta y nunca me voy a olvidar lo que me dijiste’. Y él me respondió que yo no iba a cumplir más años, que iba a recibir una corona. Esa fue como la frase que terminó de aterrarme y que está en mi demanda de divorcio".

Sin embargo, recién decidió recurrir al Juzgado cuando se enteró de una compleja situación que estaban viviendo Mateo y Rocco: "Hace más o menos una semana mi hijo Mateo me cuenta que hay una mujer viviendo en mi casa, en la casa que es mía y de mi ex, nuestra. Él se quedó en esa casa cuando me fui en febrero y esta mujer -Cynthia- resulta que vive ahí desde el mes de marzo. Es su pareja, pero a Mateo lo hacían decirme que era la niñera. Además, ella tiene una nena de doce años que comparte habitación con Mateo. Hay cuatro habitaciones en la casa, pueden tener un cuarto cada uno en el peor de los casos, pero los hacen compartir".

También estaba preocupada porque a su hijo menor lo hacían dormir en la cama matrimonial entre Claudio y Cinthia. Por estos motivos, hizo un reclamo a la Justicia que le dio una restricción para que los niños no se queden a dormir en la casa de Contardi. Además, estableció una restricción perimetral por la que que ni Prandi ni Contardi pueden acercarse a menos de cien metros uno del otro. El próximo 18 de noviembre vencen estas restricciones y habrá una nueva audiencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario