miércoles, 27 de noviembre de 2019

Juana Viale ya no oculta a su profeta: Agustín Goldenhorn

Viale vive un romance con el músico del grupo Falsos Profetas. Sin gritarlo a los cuatro vientos, salió de la clandestinidad
El lunes a la noche la misma Juana Viale Del Carril se encargó de blanquear una primicia de Popular acerca de su nueva relación con un integrante del grupo rockero Falsos Profetas. Fue durante la noche de Gala del Hospital Austral de Pilar.

La semana pasada, más precisamente el miércoles, el diario publicó una foto de la nieta de Mirtha Legrand con nuevo amor. La actriz antes se había mostrado en la cancha de Boca en compañía de alguien a quien nadie pudo reconocer. Hasta que Popular pudo averiguar de quién se trataba: músico y arquitecto de profesiónAgustín Goldenhorn. Si bien no es ajeno al medio, a diferencia de las relaciones anteriores de la actriz, se reconoce como alguien que no frecuenta el mundo del deporte ni la farándula.

Juanita Viale se mostró relajada y feliz en la noche de Gala junto a la pareja Valeria Mazza y su esposo Alejandro Gravier. No es casual el blanqueo de Juanita. Cuando llega a este punto es porque la relación marcha viento en popa. La actriz todavía no habló y, por primera vez, la abuela supo mantenerse callada hasta que su nieta tomara la decisión de gritar el mundo lo enamorada que está de un músico que esquiva la exposición mediática.

En un móvil a Intrusos en el Espectáculo (América), Juanita se animó a opinar del glamoroso casamiento de Pampita: "Me pareció brutal que si se aman se casen. No me sorprende nada de nadie, si hay amor cualquier propuesta es válida. El tiempo es una cosa del ser humano".

Sobre ella por ahora prefiere mantener el silencio. Una semana después que salió la publicación de una foto de su nueva relación en un casamiento de un amigo de él, Juanita blanqueó. En esa boda Viale estaba casi irreconocible, hablaba con todos e incluso se lanzó a la pista a festejar su nuevo estado de enamoramiento y lo hizo cuando todavía ese amor lo vivía casi en la clandestinidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario