viernes, 29 de noviembre de 2019

Jorge Pizarro rompió el silencio luego de ser desvinculado de El Nueve

El periodista dio su versión de los hechos y detalló el episodio puntual que desencadenó su salida del canal
Jorge Pizarro fue desvinculado del canal El Nueve luego de una acusación de malos tratos por parte de sus compañeros de trabajo.

A mediados de noviembre, el ahora ex conductor de Telenueve fue suspendido, luego de que circulara un comunicado -firmado por los trabajadores del canal- en el que era señalado por "maltratar, denigrar y humillar". Semanas después llegó la noticia de su alejamiento definitivo.

Tras la repentina salida, el periodista del noticiero del canal rompió el silencio y reconoció estar viviendo "un momento re difícil".

"Llegué a la mañana para hacer el noticiero. Todos los días me asignaban el tema. Le pedí al productor ejecutivo que me diera la información básica de lo que tenía que dar. El ejecutivo le pidió a un productor que me la dé. Yo me acerqué a él, que estaba chateando, y se la pedí. '¿Ahora me la pedís?', me dijo. '¿Cuándo querés que te la pida si tengo que ir al aire?'. Cuando terminé de decir eso, el tipo que mide 1,85 se saca los auriculares de manera amenazante y me dice '¿Qué te pasa'. Le dije: 'Cómo me faltás el respeto de esa manera, yo tengo de profesión más años que vos de edad'. Luego me di vuelta y me fui a hacer mi tarea. No hubo más que eso", relató en diálogo con Clarín.

Pizarro, además, aseguró que "venía sufriendo destratos profesionales" de parte de las autoridades del noticiero.

Luego, consultado por las acusaciones realizadas por sus compañeros, argumentó: "Después de semanas, de casi dos meses de nadie haber escuchado mi posición, de manera insólita e inapropiada, me ocultaron las declaraciones de cada uno de las personas que me acusó. Lo cual limitaba mi derecho a defensa. Pero aun así respondí sobreabundando pruebas y testigos".

"Yo me entero de la existencia de esa nota muchos días después de realizada. La nota habla de una agresión física, no dice a quién, no especifica un lugar ni un día, no presenta testigos y habla supuestamente también de otros maltratos de orden verbal para con distintas personas, sin especificar quiénes son. Esa nota aparece firmada por una serie de personas, con algunas de las cuales no tengo trato laboral diario y hasta incluso hay alguna que trabaja en un horario distinto al mío", agregó, sobre la carta firmada por trabajadores de El Nueve.

"Durante semanas, cuando esto se hacía a mis espaldas, nadie, repito nadie, ni siquiera el gerente del área de noticiero, Marcelo Antín, me llamó para preguntarme qué pasó, siendo que él tenía contacto diario conmigo por las tareas de todos los días", siguió.

Después de este episodio, el periodista continuó ejerciendo su tarea, "mientras esta situación se gestaba a mis espaldas". "Cuando me enteré de esto fue porque el gerente de personal, Claudio Iacaruso, y el director de Recursos Humanos, Santiago Lynch, me anoticiaron de esta situación", afirmó, haciendo referencia a su suspensión.

"Me ofrecieron dos opciones: agarrar plata e irme o someterme a un sumario de investigación interna. Sin dudar, elegí ser investigado. Convencido de que los hechos no habían existido. En el marco del sumario, fueron citados a declarar los firmantes. Allí apareció por primera vez el nombre de quien supuestamente había sido, según el panfleto firmado, la persona agredida físicamente".

"En su declaración, mentirosa, dice que el hecho ocurrió el 1 de octubre. El entredicho, que no fue sólo más que eso, sucedió el día 2. O sea que el denunciante ni siquiera pudo precisar la fecha exacta en la cual fue", se defendió.

Y sumó: "La situación ocurrió en el control del noticiero, donde hay aproximadamente diez personas y cámaras de seguridad. Ofrecí testigos para corroborar la mendacidad del hecho. Jamás fueron citados a declarar. Al igual que ofrecí pruebas de cada una de las otra imputaciones, las cuales no fueron tomadas en cuenta".

"Desde el 2 de octubre hasta el 25 de noviembre nadie me citó a declarar. El 26 presenté seis hojas de descargo, ninguna de mis pruebas fue considerada y según la carta documento enviada fui despedido sin causa", remarcó.

Pizarro cerró su descargo: "Jamás la empresa, en su comunicación sobre el asunto, aclaro que Jorge Pizarro fue quien solicitó ser investigado. Si el tenor de las denuncias hubieran sido tan serias, jamás me hubieran despedido sin causa".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario