viernes, 4 de octubre de 2019

No le gustó el tatuaje y se lo quitó con un rallador de queso

Un joven mendocino viralizó fotografías de un amigo "arrepentido" que se quitó la marca con un método poco convencional
Un joven mendocino al que no le gustó el tatuaje que se hizo decidió quitárselo con un método nada convencional: utilizando un rallador de queso.

El hecho ocurrió en 2017 pero se viralizó este jueves cuando un amigo del "arrepentido", Matías Costa, publicó las fotos del terrible acto de automutilación que realizó éste.

"Un amigo se tatuó y como no le gustó el tatuaje se lo sacó con un rallador de queso. Sí, un rallador de queso", escribió Costa en su cuenta de Twitter, adjuntando las imágenes del hecho.

El posteo se hizo viral y a las pocas horas ya contaba con más de miles de comentarios, retuits y "me gusta".

El joven que se hizo el procedimiento, contó en una entrevista en la que no se reveló su identidad, que decidió quitarse el tatuaje a los 19 años primero por una cuestión estética, y en segundo lugar porque quería ingresar a la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Finalmente, el muchacho reveló que no ingresó a dicha fuerza y que la operación no pasó a mayores, aunque recomendó no hacerlo a quienes crean que no le dolió tanto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario