viernes, 11 de octubre de 2019

La extrema dieta de Joaquín Phoenix para hacer Joker

El actor que interpreta en el cine al histórico villano de la saga Batman, contó cómo hizo para perder veinte kilos
Ponerse en la piel del histórico Joker no es tarea sencilla. No solo por lo complicado que es entender la "lógica" de un personaje con desequilibrios mentales sino que además, conseguir su apariencia física no es simple para quién lo interprete. Joaquín Phoenix -que a propósito, hizo un excelente trabajo con su caracterización- habló por primera vez de los esfuerzos que tuvo que hacer para perder varios kilos antes de convertirse en el villano favorito de la saga Batman.

En una entrevista con la revista Acces, el actor explicó cómo fue el proceso de transformación en El Guasón. "Me alimentaba solo con una manzana al día. También comía, entre otras cosas, verduras, pescado. Trabajé con un médico de confianza que me orientaba y se encargaba de controlar todo el proceso", sostuvo quien tuvo que bajar 23 kilos en cuatro meses.

"Comer poco me afectó psicológicamente. Uno empieza a enloquecer cuando pierde esa cantidad de peso en tan poco tiempo", se sinceró Phoenix y añadió: "Todd Phillips (director de la película) traía continuamente pretzels, que me encantan, su oficina estaba llena de ellos. Le encantan y los llevaba para el resto de la gente. Fue realmente duro tener que contener las ganas de comérmelos".

Cabe destacar que Joaquín lleva una estricta dieta vegana desde hace varios años pero para ser el Joker debió llegar a una extrema delgadez. En ese sentido, explicó los "beneficios" de haber perdido peso: "Al estar tan delgado sentí que era capaz de mover mi cuerpo de maneras que nunca había podido y creo que eso realmente aportó personalidad al personaje. Había previsto que con la pérdida de peso sentiría insatisfacción, hambre, debilidad y una especie de vulnerabilidad. Pero no pensé en la sensación de fluidez a la que llegué".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario