miércoles, 31 de julio de 2019

Internaron de urgencia a Pepe Cibrián

El actor sufrió una fuerte caída y le tuvieron que dar 30 puntos de sutura. Permanece en terapia intensiva
Pepe Cibrián debió ser internado de urgencia tras sufrir una caída y golpearse fuertemente la cara. Así lo informaron en Involucrados (América, a las 10.30), el programa que conduce Mariano Iúdica.

"Está internado y en observación", anunció Pía Shaw, quien por estos días reemplaza a Iúdica durante sus vacaciones. "Se había tropezado la semana pasada, se había roto la rótula. Ayer a la noche (por el martes) volvió a caerse. Fractura, 30 puntos y ahora está en terapia intensiva", añadió el panelista Diego Esteves.

Acto seguido fue el mismo Cibrián, a través de un audio de WhatsApp, quien confirmó la información. "Me caí, me tropecé... tengo fracturado, pero ya me lo arreglaron, 30 puntos", aseguró.

Y agregó: "Ahora estoy en terapia intensiva, tengo un coagulito de sangre, pero voy a estar bien para hacer el estreno de la función en Rosario el viernes, con anteojos. No estoy en peligro".

Tal como él mismo anticipó, a pesar del fuerte accidente que tuvo en las últimas horas, Pepe no se bajará de la gira que está realizando con La dama de las rosas, la obra teatral ambientada en el París de los años 20 en la que él compone a Josephine.

Este fin de semana, la obra se presentará en el teatro La Comedia, de Rosario, "Amo estar acá, donde vengo desde los cinco años, donde mis padres estrenaban todos los años", le comentó recientemente Cibrián a un medio santafesino.

El director teatral es un luchador y seguramente, esta vez, volverá a salir fortalecido de este accidente. En los últimos tres años, Cibrián superó una dura enfermedad en dos oportunidades, tras someterse a una cirugía por un cáncer de próstata, en agosto de 2016.

En aquella ocasión confesó sus más oscuros pensamientos y reconoció que, al ser diagnosticado con esa enfermedad, pensó "en el suicidio", pero que tras superarla su "visión de la vida cambió en cuanto a mi carácter, mi aceptación, entender más al otro, ser más generoso".

"Hace dos años tuve cáncer de próstata, que me encontraron de casualidad. A los siete meses, me lo encontraron en otro lugar. Todo comenzó cuando tuve que operarme de la vista, de miopía y presbicia. El médico me sugirió que me operara los párpados porque los tenía muy abajo. Y ya que estaba, pedí que me sacaran las bolsas y la papada porque era un pavo horroroso. Antes, me dijo que me hiciera un análisis de próstata. A los dos días me dijeron que tenía cáncer, grado 9 sobre 10. No me enojé ni me pregunté por qué a mí sino para qué a mí", le contó a principios del 2019 a la revista Noticias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario