viernes, 22 de febrero de 2019

Al menos 66 curas fueron denunciados por abusos desde el 2002 pero sólo 3 fueron sancionados por la Iglesia

La mayoría de los casos de violaciones generadas por los religiosos en el país durante los últimos 17 años no tienen condena

Por Federico Robledo I @frobledook

Mientras el Papa Francisco encabeza una cumbre de obispos contra la pedofilia en el Vaticano y luego realizar polémicas declaraciones en contra de quienes acusan a la iglesia por encubrir a violadores, se conoció que desde el 2002 al menos 66 curas fueron acusados por abuso sexual pero solo tres fueron sancionados por la institución eclesiástica. Entre quienes no fueron castigados se encuentra Julio César Grassi.
"Es un acting", dijo en declaraciones a Télam, el abogado de Carlos Lombardi que representa a la red de Sobrevivientes del Abuso Eclesiástico.
"Hablan de las mismas medidas de siempre pero después no hacen nada. La actitud del papa Francisco es de una tremenda cobardía, se niega a dar el debate cara a cara con las víctimas y sólo van a escuchar un video", comentó.
Asimismo, contó que un punto clave para saber si ésta cumbre podrá cambiar la actitud de la Iglesia frente a los abusos es si, efectivamente, "los obispos están dispuestos a dejar sus privilegios y entregar a los abusadores a la justicia civil. Mientras los curas sigan juzgando a los curas, no cambia nada".
A diferencia de lo que ocurre en países como Estados Unidos, Australia o Irlanda, en Argentina no existe investigación judicial o canónica que abarque diócesis enteras. Tampoco hay registros oficiales sobre los sacerdotes involucrados o el número de víctimas que sufrieron abusos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario