jueves, 15 de noviembre de 2018

RECLAMOS POR INCUMPLIMIENTO A LATAM.


Casi un centenar de pasajeros reclaman a través de las redes sociales por la cancelación y desatención por parte de la aerolínea LATAM.
Esto sucedió el pasado domingo 11 de noviembre, en un vuelo que debía salir desde el aeropuerto de El Prat de Llobregat (Barcelona, España) hacia Guarulhos (San Pablo, Brasil) a las 9.50 de la mañana, y luego desde Brasil a Buenos Aires. Sin embargo, segundo antes de embarcar fueron informados que, por problemas técnicos, el vuelo sería retrasado. Alrededor de las 12.30 del mediodía, dichos pasajeros, fueron informados que el viaje se pasaba para el siguiente día, por lo cual fueron trasladados a un hotel. Muchos de los damnificados aseguran haber sido ignorados, desinformados y maltratados por personal de la empresa en el aeropuerto catalán.
El lunes 12, al fin, el vuelo salió con un retraso de casi cuatros horas. Perdiendo así las conexiones entre los paises sudamericanos. La empresa se comprometió en reorganizar a la gente en aviones que se trasladaran a Ezeiza. Una vez llegados a Guarulhos, debieron embarcar a las 22.30, la máquina se puso en marcha recién a las 2 de la mañana; abortaron el despegue por fallas en una turbina. La aeronave no tuvo la revisión técnica correspondiente antes de subir a las personas. Otro vuelo cancelado.
Los bajaron en medio de la pista y tuvieron que aguardar durante media hora hasta que un colectivo los fue a buscar para llevarlos adentro del aeropuerto. Esta práctica, de que haya gente circulando por las pistas es totalmente ilegal. Se pone en peligro la vida e integridad de los pasajeros. Además, se quejaron sobre el aire acondicionado a muy baja temperatura mientras esperaban para salir hacia Ezeiza.
De nuevo los obligaron a hacer toda la secuencia de migraciones, búsqueda de equipajes (los cuales no fueron retirados), check in, cambio de pasajes, etcétera. Alrededor de las 5 de la mañana, por fin, despegaron con destino a la capital argentina. por si todo lo sucedido fuera poco, la mayoría no encontró sus valijas.
Sin embargo, mucha gente no tenía como destino final llegar a Buenos Aires, sino que tenían que seguir hacia otras ciudades del interior. Fue un caos para todos. Ahora sólo queda esperar que hagan los reclamos correspondientes y reciban una respuesta favorable por parte de la empresa.
Entre los damnificados hay niños y adultos mayores. 

VER EL VIDEO:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario