sábado, 17 de marzo de 2018

Mensajes de WhatsApp complican a Julieta Silva

Nuevas pruebas podrían agravar la situación de Julieta Silva, acusada por la muerte de su novio rugbier Genaro Fortunato en la salida de un boliche el pasado 9 de septiembre, en San Rafael, Mendoza. Salieron a la luz los mensajes de WhatsApp que se intercambiaron que deja en evidencia que había una relación de pareja.
En los mensajes habrían intercambiado deseos de un futuro juntos. "Quiero formar una familia con vos para siempre", le escribió ella, y él respondió: "Quiero que seas la mamá de mis hijos, mi mujer para toda la vida".
"Me siento muy cómodo en tu entorno, con tu gente, con tu familia. Me tratan muy bien", le confesó también Fortunato a Silva en uno de los 6.000 mensajes que intercambiaron entre el 13 de junio y el 8 de septiembre de 2017, 24 horas antes de la muerte del rugbier.
Para el abogado de la familia Fortunato, Tíndaro Fernández, estos pueden hacer que la sentencia para Silva sea mayor, ya que habría un agravante por el vínculo. Hasta el momento, la joven cumple una prisión domiciliaria.
La fiscal Andrea Rossi y el juez penal Pablo Peñasco consideraron que la muerte del rugbier era un "homicidio agravado por alevosía y por el vínculo", con una pena de prisión perpetua para la acusada. En segunda instancia, los camaristas dijeron que se trataba de un "homicidio culposo agravado" o de un "homicidio simple con dolo eventual", poniendo en duda que haya querido matarlo intencionalmente.
Silva y Fortunato discutieron en la madrugada del 9 de septiembre del año pasado en el boliche La Mona de San Rafael. La mujer subió a su Fiat Idea y aceleró, hizo un giro en U, regresó y atropelló al deportista, pisó su cabeza y produjo su muerte en forma instantánea.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario