lunes, 5 de marzo de 2018

En el Hospital Rossi terminaron una cirugía alumbrados con celulares

Todo marchaba bien en el Hospital Rodolfo Rossi hasta que se produjo un apagón eléctrico que despertó la alerta de los médicos y enfermeros que estaban finalizando una cirugía de emergencia y debieron improvisar sobre la marcha.
Ante la crítica situación, los empleados aportaron sus celulares y con las linternas de los teléfonos alumbraron al paciente que se encontraba en quirófano, permitiendo así que se lleve a cabo la titánica tarea. 
Con profesionalidad y mucho oficio, los médicos lograron sortear una situación tan adversa como inesperada, que no debería haber ocurrido y que, sin lugar a dudas, pone en riesgo la vida de quien está siendo operado y de las decenas de personas que están conectadas a equipos que precisan suministro eléctrico permanente en el Hospital. 
En ese sentido, desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud bonaerense (Cicop) denunciaron ante El Intransigente lo ocurrido en el fin de semana en el centro de salud de La Plata y aseguraron que “falta mantenimiento”. 
“Los cortes de luz en esa zona vienen ocurriendo en estas últimas semanas y eso hizo que se tuvieran que suspender una gran cantidad de cirugías programadas desde hacía hasta 6 meses. En uno de los cortes que se produjo el fin de semana, no funcionó el grupo electrógeno y los médicos tuvieron que alumbrarse como pudieron para terminar una cirugía de guardia”, relató a este medio, Fernando Corsiglia, presidente de la agrupación. 
También, advirtieron que no sería la primera vez que ocurre algo de estas características, ya que en el Hospital San Martín, otra institución platense, habría pasado algo similar hace algunas semanas. 
“A partir del episodio de San Martín se produjo una revisión y el ministerio de Salud asumió que todos los generadores estaban en condiciones. Es indispensable ese control y la realización de simulacros para chequear que todo esté funcionando correctamente”, dejó en claro, el titular de Cicop. 
En ese contexto, Manuel De Battista, médico cirujano del Hospital Rossi, confirmó que debieron limitar la atención y detalló que, a raíz de los cortes de luz, se generaron pérdidas por dos millones de pesos
“Se quemaron dos mesas con materiales de anestesia y equipamiento de nefrología. La situación es lamentable. Esperamos que este problema se resuelva con urgencia, no podemos estar atendiendo en condiciones inseguras”, remarcó el especialista. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario