viernes, 16 de marzo de 2018

Despachó al perro en la bodega en un vuelo de cabotaje y se lo mandaron a Japón

Kara Swindle y sus dos hijos volaron este martes de Oregon a Kansas City, Missouri, en un avión de United Airlines. Cuando fueron a buscar a su perro Irgo, un ovejero alemán, de 10 años, les entregaron un gran danés. Su mascota había sido despachada en un avión rumbo a Japón, a donde se supone que debía viajar el gran danés.
Aparentemente, los dos perros habían coincidido en el aeropuerto de Denver, donde iban a enviarlos los vuelos de conexión para sus respectivos destinos.
Kara Swindle y sus hijos entraron en pánico porque no sabían el destino de Irgo, que adoptaron cuando tenía 4 años de edad.
Swindle temió que su perro, que volaba por primera vez, no tuviese agua o comida para soportar un vuelo de 16 horas más a Japón. Irgo presenta una infección del oído y no ha tenido medicación en tres días, reclamó la dueña.
Al llegar a Japón el can fue examinado por un especialista y está bien para volar de regreso a Estados Unidos en un vuelo privado, agregó Swindle.
United informó que está investigando cómo ocurrió el error.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario