miércoles, 3 de enero de 2018

Tras la tragedia del parapente, el club de vuelo ya reinició su actividad

El club de vuelo "Los Caranchos" retomó su actividad luego de tres días de duelo por la muerte de la joven Natalia Vargas, quien por razones que todavía se desconocen cayó de un parapente a 120 metros de altura sobre el cerro San Javier, en Tucumán.
Dos turistas santiagueñas, madre e hija, fueron las primeras en animarse a volar tras la tragedia. Rocío decidió festejar su cumpleaños en Tucumán y compró los pasajes antes del caso que aún no está resuelto, por lo que nunca imaginó que su llegada al club de vuelo sería un hecho tristemente especial.
El lunes por la noche, la empresa difundió un comunicado en sus redes sociales: "Desde el Club estamos recolectando y analizando fotos y videos, conversando con personas que estuvieron presentes en el momento del accidente y esperamos contar, a la brevedad posible, con el relato del piloto, quien aún no pudo realizarlo por la profunda crisis en que se encuentra".
Respecto de las condiciones del vuelo de Natalia, reconocieron que hubo por lo menos una irregularidad en las medidas de seguridad: "La pasajera despegó sin las perneras colocadas, desconocemos los motivos que produjeron esto".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario