martes, 30 de enero de 2018

Siete lugares con más actividad paranormal en el mundo

Con historias de fantasmas y otras situaciones propias de actividad paranormal, estos sietes lugares son protagonistas alrededor del mundo.
Castillo de Edimburgo:
Actualmente, está rodeado de la ciudad capital de la nación de Escocia y erigido sobre una piedra de origen volcánico. A nivel mundial, se considera Edimburgo como la ciudad más tenebrosa, especialmente esta construcción fortificada, con sus túneles y barreras en los que, muchos aseguran, sucedieron casos de canibalismo, brujería y muertes sádicas.
Vórtice de Oregon:
Esta atracción está ubicada en Gold Hill, Oregon, en Estados Unidos. Cuenta con una casa que, con su base, ha terminado chueca desde un ángulo. Su dueños declaran que es un foco de actividad paranormal, debido a que su campo magnético es muy alto, por ejemplo, las brújulas dan información errónea, aunque muchos dicen que esto se debe a pura perspectiva e ilusión óptica. Los nativos americanos llamaban esta locación como una tierra prohibida.
Isla de Poveglia:
Ubicada entre Venecia y Lido en Italia, las autoridades se niegan a permitir su ingreso al público. Durante la peste bubónica, en la Edad Media, hasta allí eran trasladados los cadáveres que quienes morían a causa de esta enfermedad; luego de ser abandonados en grandes cantidades eran incinerados. El suelo de la isla, por todo lo sucedido, ha formado una capa de ceniza pegajosa. Los únicos que pueden entrar, son los dueños de los viñedos que se encuentran en la zona. A veces el oleaje, hace que, en las costas cercanas, lleguen restos de cadáveres provenientes de Poveglia.
Aokigahara:
También conocido como mar de los árboles, es un bosque que se sitúa en el monte Fuji en Japón. Históricamente, en el periodo feudal de la nación nipona, sufriendo hambrunas y epidemias, las familias pobres abandonan aquí, a su suerte, los ancianos y niños enfermos, por eso siempre se ha considerado como un alto foco de actividad paranormal. Prueba de esto, es la mitología que asocia la locación con demonios, también, los poemas antiguos que se refieren al bosque como maldito. A través del siglo XX, Aokigahara empezó a coger popularidad como un lugar perfecto para suicidarse. En la actualidad, se han encontrado más de 500 cadáveres de presuntos suicidas, por eso patrullas rondan tratando de localizar a personas con estas intensiones, de la misma manera, hay carteles que persuaden a apreciar la vida y contactar a la familia, escritos en japonés e inglés.
Hotel del Salto:
Esta construcción histórica, que funciona como museo en la actualidad, en las afueras de Bogotá, Colombia, sobre el Salto del Tequendama, fue inaugurado en 1928, donde la alta sociedad se hospedaba. Esta zona es conocida por ser escenario de múltiples suicidios desde principios del siglo pasado, los habitantes aledaños, sostienen la aparición de fantasmas y otras situaciones de actividad paranormal dentro y fuera del hotel.
Hotel Stanley:
Este hotel construido en Estes Park, Colorado, en Estados Unidos, cerca al Parque Nacional de Rocky Mountain. Con 142 habitaciones y poco concurrido, sirvió como inspiración al escritor de terror, Stephen King, para desarrollar su novela, The Shining (El Resplandor), a la que Stanley Kubrik le hizo una adaptación cinematográfica. Al haberse hospedado una temporada, King en una noche tuvo una pesadilla en la que aparecía su hijo de tres años, asustado, corriendo por los pasillos. Asimismo, el hotel empezó a desarrollar una fama fantástica por la aparición de espíritus, algo que aprovecharon cazafantasmas para visitarlo.
Hoia-Baciu:
Un bosque sobre los montes Cárpatos, al occidente de la ciudad Cluj-Napoca, en lo que sería Transilvania, Rumania. Recordemos que esta zona fue en la que se inspiró Bram Stoker para escriibir su historia más conocida, Dracula. Los lugareños y visitantes del bosque, mencionan que las personas que lo atraviesan, al entrar, pierden el sentido del tiempo, pudiendo solo salir horas o hasta días después. De la misma manera, algunos han experimentado después de visitar el Hoia-Baciu, dolores de cabeza, náuseas, incluso heridas que parecen quemaduras, todo esto, de forma inexplicable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario