sábado, 13 de enero de 2018

Mataron a un policía que se resistió al robo de su auto

Un subcomisario de la Policía bonaerense fue asesinado esta mañana en medio del robo de su coche cuando circulaba con una compañera de la fuerza, quien resultó ilesa, en el partido de Florencio Varela. Los investigadores lograron luego la detención de un menor como uno de los presuntos asaltantes, informan fuentes policiales y judiciales.
La víctima fue identificada como Carlos Rupchienski, que cumplía funciones en la comisaria de Ensenada, partido de La Plata, pero estaba en la zona de Florencio Varela llevando a su compañera de trabajo, al Sur del Conurbano.
El acontecimiento se dio cerca de las 6.30 en las calles Kabul al 1300, entre El Cairo y Burruchaga, cuando el policía estaba en su auto Volkswagen UP junto a una compañera de trabajo, ambos vestidos de civil y franco de servicio.
En ese momento, se le acercaron a pie tres ladrones armados y le exigieron la entrega de su auto, pero el funcionario público se resistió a entregarlo y tras identificarse como policía, y en medio de intercambio de disparos recibió dos balazos, cuyas heridas le producen la muerte en el hospital El Cruce de Florencio Varela, cuando era atendido por los médicos de la Guardia.
Los informantes indicaron a la agencia Télam que los asaltantes escaparon con el auto de Rupchiensk, su arma reglamentaria y la de su compañera, Gisela Mabel Martínez, quien resultó ilesa porque pudo cubrirse del área de fuego. Le robaron su teléfono celular y la documentación personal, y fue ella la que alertó a sus pares sobre lo sucedido.
Inmediatamente después del episodio, desde las jefaturas departamentales de Florencio Varela y Lomas de Zamora iniciaron un operativo de rastrillaje y a los pocos minutos hallaron el vehículo. Adentro iban tres personas que al verse perseguidas se bajaron del rodado en Avenida Camino General Belgrano, siempre en Florencio Varela y comenzaron su fuga a pie.
Los policías lograron detener a uno de los presuntos autores del asalto y asesinato del policía al momento que pretendía entrar a uno de los barrios de la zona, simulando ser un vecino.
El detenido fue identificado como un menor de 16 años, al que se le secuestró una munición que deberá ser peritada para determinar si es el mismo calibre que mato al policía.
La causa esta a cargo de la fiscalía general de Quilmes, pero al detenido se lo derivó a la Fiscalía del Joven para continuar con el procedimiento ante el presunto crimen cometido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario