miércoles, 17 de enero de 2018

Buscan identificar al mediático que ofreció los videos porno de la nieta de Susana

Avanza la investigación por la presunta tentativa de extorsión a la diva televisiva Susana Giménez, a quien le hicieron llegar la información de que alguien tenía cuatro videos íntimos de su nieta Lucía Celasco, por los que pretendía cobrar 8.000 dólares.
El caso es investigado por la justicia penal platense, después que, por directivas expresas de Susana, se radicó la denuncia ante la UFI 15 y el fiscal Jorge Paolini pidió allanar la casa de quien comunicó la existencia de ese material, el periodista Pablo Silva (ex Crónica y El Sensacional). Lo que no trascendió oficialmente hasta ahora es el nombre de ese “mediático”, aunque la Justicia ya dispone de su número de teléfono por los chats de whatsapp que mantuvo con Silva, de modo que identificarlo sería apenas una cuestión de tiempo y en las próximas horas habría allanamientos.
Circuló de manera informal que podría tratarse de Emanuel Ioselli, conocido como Camus Hacker, quien en 2015 fue condenado a tres años de prisión en suspenso por extorsionar con fotos íntimas a Verónica Lozano, Noelia Marzol, Coki Ramírez, Fátima Florez, Maravilla Martínez y Annalisa Santi, entre otros famosos.
Lo concreto es que, con el aval de la jueza Marcela Garmendia, el domingo pasado registraron la casa de Silva en Villa Ballester, donde secuestraron documentación, teléfonos celulares, computadoras y hasta una playStation que ya comenzaron a analizar los especialistas de la Dirección de Cibercrimen.
El único imputado en la causa es, por ahora, el propio Silva, aunque su abogado defensor, Darío Saldaño, sostiene que actuó como intermediario “de buena fe”, después de que el último sábado un “personaje mediático” se comunicó con él para ofrecerle los videos, él le habría explicado que no trabajaba más en los medios y enseguida le pasó el dato a la productora de Susana Giménez, para que ella estuviera al tanto y decidiera en consecuencia.
“En esa comunicación él le aclaró (a la productora) que no tenía nada que ver” con el asunto, comentó Saldaño. Por lo que refiere el abogado, la productora le pidió a Silva una suerte de “prueba” antes de compartir esta información con la conductora, por lo que él le remitió “cuatro capturas de pantalla de los videos, en los que se ve claramente que se trata de Lucía” teniendo relaciones sexuales, aseguró el abogado.
De inmediato, y aparentemente por orden de la propia Susana, el estudio de Fernando Burlando radicó la denuncia en La Plata.
Saldaño interpuso ayer un recurso para pedir que sea peritado el teléfono celular de la productora de Susana Giménez, ya que “estamos seguros de que estaba en Capital Federal” cuando se produjo el contacto y no nuestra Ciudad, “pero se buscó deliberadamente que ésta sea la jurisdicción de la causa”.
A criterio del abogado, debió intervenir “la justicia porteña o la de San Martín, ya que Silva se encontraba en su casa de Villa Ballester cuando recibió la oferta de los videos”. Ese material sería de hace cuatro años y habría sido robado de iCloud (la nube de iPhone) del novio de Celasco, el empresario gastronómico Joaquín Rozas.
Aclaró Saldaño que su cliente “no vio el material” y que las “capturas son las que le enviaron a él” por whatsapp.
Por último, el abogado Fernando Burlando confirmó que la denuncia es por el delito de extorsión y “eso no significa que dicho video exista”, y aseguró que, tanto para él como para la Justicia, el único acusado hasta el momento es Silva. “Quien pide el dinero es quien se comunica con la allegada a Susana. Ojalá pueda aclarar la situación y decir quién es la persona que le ofreció el material”, remató.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario