lunes, 11 de diciembre de 2017

Lo asesinaron de una puñalada frente a una estación de trenes

Manuel Alcides Duarte tenía 58 años, trabajaba como albañil y vivía para sus hijos, para su nietita Alma y estaba feliz porque hace un par de meses se había enterado que sería abuelo nuevamente. Pero ahora esa familia que él cuidaba tanto sólo busca saber qué pasó en la plazoleta de Rafael Castillo que está enfrente de la estación de trenes de la línea Belgrano Sur, donde apareció su cuerpo sin vida.
El crimen de Duarte ocurrió la noche del jueves 7 de diciembre, en la plaza que está en el cruce de Jaramillo y Chavarría de La Matanza, pero aún sigue siendo un misterio para los investigadores.
Mientras allegados a la familia piden que testigos del hecho se presenten en la comisaría de Rafael Castillo y denuncian que al “Paisa”, como apodaban a la víctima, lo mataron para robarle “las zapatillas y el celular”; el fiscal Carlos Arribas, a cargo de la UFI Temática Homicidios, caratuló el caso, por el momento, como “homicidio”.
La víctima llevaba consigo su billetera con 210 pesos y una funda de cuchillo enganchada a su pantalón. Ese objeto fue el que llamó la atención de los investigadores.Posiblemente se haya peleado o defendido, pero no sabemos bien el móvil del crimen”, señalaron las fuentes policiales.
Mientras la investigación avanza, vecinos y familiares de Duarte lo despidieron con mensajes en Facebook.Vos, que no jodías a nadie. Siempre laburando para tus hijos y disfrutando de tu nieta. Te vamos a extrañar”, posteó una sobrina de la víctima. Y Natalia, una vecina, escribió: “Es indignante. Paisa, gracias por ayudar a mi familia. Se te va a extrañar en el barrio. Esto no puede pasar más”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario