viernes, 29 de diciembre de 2017

La conmovedora historia de la perrita de Rocío Gancedo

El pasado 29 de noviembre en horas del mediodía, Rocío Gancedo tomó la trágica decisión de quitarse la vida al arrojarse del balcón del quinto piso del edificio donde vivía en Las Cañitas. Tras el fallecimiento de la modelo no solo sus familiares quedaron devastados, sino también su perrita, Zoe.
Un mes después se conoció que horas antes del fatal desenlace, la propia Rocío había entregado su querida mascota a sus terapeutas para que quedara, sin saberlo, al cuidado de ellos.
Según informó Jorge Zonzini, su mánager, tras una intensa búsqueda, la familia de Rocío, su hermano Rodolfo, su sobrina Candelaria y su cuñada Cintia, pudieron reencontrarse con “La princesa Zoe”, tal como la llamaba su dueña, en la localidad de Tafí del Valle, provincia de Tucumán.
Como si hubiese una conexión, Zonzini relató que la mini chihuahua lloraba casi todas las noches y no podía dormir bien. Además, en varias ocasiones, se quedaba fijo mirando el cielo desde el fondo de la casa de sus eventuales nuevos dueños.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario