martes, 31 de octubre de 2017

Otra locutora denunció a Ari Paluch

Una nueva mujer se suma a los testimonios contra Ari Paluch. Se trata de Eleonora Rischmüller, una locutora que trabajó junto a él en el año 2015. Según relató, fueron pocos meses compartidos, pero no logró nunca sentirse cómoda.
"En el poco tiempo que trabajé con él, no me sentí cómoda. Cuando me contratan me puse contenta, porque Ari es una persona reconocida en los medios. En su momento, las autoridades que me contratan me advierten que seguramente me invite a tomar un café. Yo les dije que no sabía qué intenciones había detrás, y que mi interés era sólo laboral", arrancó diciendo Eleonora.
Luego, añadió: "Cuando le contaba a colegas que comenzaba a trabajar con él todos me decían que tenga cuidado que era un tipo jodido. ´Mirá que es complicado, ojo, fijate´, era lo que me repetían y yo dije, bueno voy a vivir la experiencia y veré. Me lo dijeron chicas y chicos, de hecho tuvo altercados con hombres, de tipo maltrato verbal y también con mujeres".
"Tiene un maltrato generalizado con la mujer. Muy peyorativo. Me molestaba cuando me saludaba me ponía la mano en el hombrito, la cintura, en el cuello, en la cara. Al aire tenía formas desagradables de tratar a la mujer en el equipo. La gota que rebalsó el vaso fue cuando me dijo frígida", declaró la locutora en diálogo con El Show del Espectáculo, programa radial conducido por Ulises Jaitt.
Como si fuera poco, luego de ese día pensó en renunciar. Pero no llegó a hacerlo. Recibió un llamado de parte de la producción para desvincularla. 
"Cuando fui a cobrar la liquidación me dieron el doble de lo que me correspondía. No se si era para que no cuente lo que pasó o son así. Yo avisé que había más plata de la que me correspondía y dijeron que no había error, que era lo que me correspondía".
"Nunca le dije nada, pero le marqué distancia y lo que me pasaba que en el aire mismo tenía cierta forma bastante desagradable a las mujeres del programa. Nos preguntaba el color de la tanga. Parece divertido pero incomoda", expresó Rischmüller. Y agregó: "Son reales las experiencias que contaron las chicas, hay que trabajar con el para ver lo mal que se la pasa. Tiene un perfil muy soberbio. No tenía ganas de ir a trabajar".
Además, dijo: "Me parece lamentable que diga que los que hablamos para buscar fama. En el medio lo sabemos todos y cuento lo que viví porque en un punto me sentía cómplice si me callaba".
Por último, comentó: "Se merecía que le dejen el micrófono abierto para que sepan realmente quien es. Yo estudie diez años y no estaba para contestar qué color tenía mi tanga. Yo lo respetaba, y esperaba que me respete".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario