domingo, 29 de octubre de 2017

La Plata: miraba la tele con su marido, entraron los delincuentes y la asfixiaron

Con una escalera plegable, dos asaltantes llegaron a la parte alta de la vivienda del barrio La Loma de La Plata. Tras ingresar por una ventana, sorprendieron a una pareja, la ataron y le taparon la boca con trapos y bufandas. Diabética e hipertensa, Catalina Meza Ferreira no resistió y murió sofocada. Hay tres detenidos.
En el robo que culminó con la muerte de Catalina, paraguaya de 61 años, ocurrió el viernes cerca de la medianoche en 40 entre 25 y 26, en el barrio La Loma. Cuando la policía llegó, ella estaba tendida en el piso, al lado de su marido Horacio, que no podía moverse. Y si bien los oficiales le hicieron maniobras de reanimación, la mujer ya estaba muerta.
A las 23.30, dos ladrones sorprendieron a Catalina y a Horacio cuando estaban mirando televisión. Una vez que lograron entrar, enseguida ataron al matrimonio y comenzaron a revisar las habitaciones. Mientras eso sucedía, en un Renault Clio blanco frente a la vivienda quedó otro integrante de la banda como "campana", que recorría las cuadras del barrio, según informaron fuentes policiales.
Fueron los vecinos quienes advirtieron movimientos extraños y llamaron al 911. Cuando llegó el patrullero vieron que los delincuentes intentaban escapar por los techos de ese sector de La Plata de casas bajas y se inició un operativo para buscarlos.
Así fue que detuvieron a uno de los delincuentes después de varios minutos de corridas y la llegada de más de 20 agentes de la comisaría cuarta y del comando de Patrullas. El cómplice que estaba en el coche escapó junto con otro de los ladrones pero también fueron capturados a unas 50 cuadras, en Olmos.
Según las fuentes, los sospechosos tienen 46, 38 y 17 años, los dos más chicos son padre e hijo y todos tienen domicilio en Glew, partido de Almirante Brown.
De acuerdo con el parte policial, los asaltantes tenían algunas joyas, objetos de valor y 800 dólares. Además llevaban en los bolsillos guantes de látex y precintos, igual que los usados para atar a las víctimas.
Catalina y su esposo vivían en La Loma desde hace más de 30 años. Tenían un lavadero de autos y una hija de 28 años. Los tres sospechosos quedaron detenidos por el delito de “homicidio en ocasión de robo” y el caso es investigado por la UFI 7, a cargo de la fiscal Virginia Bravo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario