martes, 17 de octubre de 2017

Detuvieron al "demonio de Tazmania": extorsionaba a sus vecinos

Un delincuente apodado "el demonio de Tazmania" fue detenido en las últimas horas por agentes de la Policía de la Ciudad. El joven golpeaba o les robaba a los vecinos del barrio 20 de Lugano que se negaban a pagarle una "cuota". La situación salió a la luz luego que una de sus víctimas quedara parapléjica producto de una feroz golpiza.
La División Delitos Complejos de la Policía de la Ciudad realizó intensas tareas de búsqueda de paradero y captura de este joven delincuente de 22 años, de apellido Abraham y apodado "el demonio de Tazmania", mote que le pusieron los mismos vecinos del barrio, quienes aseguraban que arrasaba con todo a su paso como el personaje de los dibujos animados.
Fue un intento de homicidio dentro del barrio 20, cuando un hombre no identificado le propinó varias puñaladas a un vecino que terminó en estado de paraplejia irreversible, lo que sacó a la luz el modus operandi del delincuente que tenía amenazadas a varias de las personas que viven en la zona.
Otros testimonios de vecinos aseguraron que el sospechoso era muy temido en el lugar por su nivel de violencia contra los vecinos, a quienes incluso les cobraba una suerte de "canon" para no asesinarlos o agredirlos físicamente.
Las personas que se negaron al pago, sufrieron robos de sus pertenencias a punta de pistola y otros fueron golpeados salvajemente, hasta quedar con graves lesiones o incluso en estado de inconsciencia.
Con toda la información recabada, los agentes policiales llevaron a cabo tres allanamientos dentro del barrio 20 con resultados negativos, ya que el delincuente tenía una red de informantes dentro del asentamiento que le indicó que debía escapar ante la inminente captura. Los oficiales intensificaron la búsqueda, hasta que finalmente lograron visualizarlo en los pasillos del complejo habitacional.
Finalmente el sujeto fue trasladado a la dependencia policial quedando a disposición del Juzgado Nacional en los Criminal y Correccional N° 34 a cargo de la Dra. Flavia Palmaghini.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario