miércoles, 25 de octubre de 2017

Detienen a un policía por secuestrar a un zapatero en un auto robado

En el estacionamiento de un centro comercial de la Rotonda de La Tablada, en el partido bonaerense de La Matanza, varios clientes fueron testigos directos de un secuestro. 
Dos hombres bajaron de un auto gris. Tenían gorra, chaleco y partes sueltas de un uniforme policial. Los gritos de la víctima retumbaron: algo no estaba bien y no parecía un operativo de una fuerza de seguridad. Un llamado al 911 alertó sobre los movimientos extraños y los sospechosos fueron detenidos a unas 50 cuadras: uno era un agente de la Federal y llevaba encima su arma reglamentaria.
Ramón, subía a su Peugeot 405 cuando lo interceptaron, antes de arrancar en Avenida Crovara y Camino de CinturaEran tres los que bajaron de un Chevrolet Prisma identificándose como policías. El auto en el que llegaron era robado y tenía pedido de secuestro.
De ese coche descendió Rodrigo Chávez, un cabo primero de la Delegación Mercedes de la Federal que ese día estaba de franco, junto a otros dos cómplices. Chávez subió al volante, otro del lado del acompañante y el tercero se ubicó junto a Ramón en el asiento trasero.
El llamado de los testigos alertó a la Policía Bonaerense, que tiene un “Centro de Coordinación Estratégica” y una sede de la Departamental de La Matanza a 3,3 kilómetros del acontecimiento.
Al menos cuatro móviles iniciaron una persecución y los encerraron a la altura del Riachuelo, a seis kilómetros del lugar inicial del secuestro. Habrá durado todo 20 minutos, no llegaron a pedir rescate. Cuando no tuvieron escapatoria se detuvieron, rodeados por los patrulleros. La víctima se bajó del auto enseguida y empezó a gritar que estaba secuestrado y a pedir ayuda. Tenía las manos precintadas y se resguardó del lado de los policías. Se revisó el vehículo y se detuvo a los tres hombres. Uno es el policía de la Federal, otro argentino de 38 años y otro de nacionalidad peruana que dijo ser indocumentado”, indicaron las fuentes del caso.
En el auto de la víctima había 31 mil pesos. “No queda claro si se trató de un robo, de un intento de secuestro extorsivo o de un ajuste de cuentas por algún encuentro acordado", sañalaron las fuentes.
La causa quedó en manos de la UFI N° 9 de La Matanza. Hoy los tres detenidos se preparaban para ser indagados por la fiscal Andrea Palín. Uno de ellos tendría antecedentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario