sábado, 19 de agosto de 2017

Un policía y dos mujeres secuestraron a una anciana

Una anciana fue secuestrada por un policía y por otras dos mujeres con el fin de apropiarse de la herencia. Los tres fueron imputados por haber privado de libertad a la señora.
La anciana, de apellido Mihura, pertenece a una tradicional familia agropecuaria de la localidad de Nogoyá, Entre Ríos, y fue obligada a firmar documentos para que el policía y las dos mujeres pudieran hacerse de su patrimonio. Los tres imputados le "ofrecían" dejarla en libertad, a cambio que "firmara unos papeles".
La víctima vivía en el casco de la estancia que había heredado de su segundo marido, antes de ser llevada a vivir en cautiverio.
Hernán Saín, el policía, es también abogado y realizó el delito junto a la hermana y una sobrina de la mujer secuestrada.
El fiscal de la causa, Federico Uriburu, aseguró: "Habían logrado instalar que la señora mayor de edad estaba mal psicológicamente y que estaba en tratamiento en la ciudad de Paraná. Por eso nadie preguntaba más sobre ella. La mujer pidió auxilio en forma telefónica a dos conocidas y fue entonces que iniciamos la investigación en Nogoyá, pero se pasó a Paraná, porque estaba cautiva en la capital provincial".
La Justicia pudo constatar que la anciana se encuentra "lúcida" y que cuando vio al personal policial comenzó a gritar que quería su libertad. Un doctor y una psicóloga marcaron que la mujer no tenía problemas psiquiátricos, sino "algún olvido propio de la edad y de la situación de estrés".
Además, se descubrió que los familiares, en medio de este plan vinculado con la estafa, habían despedido a trabajadores que ejercían su labor en la estancia hacía varios años, lo que ha motivado la intervención de la Delegación de trabajo de Nogoyá.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario