lunes, 31 de julio de 2017

Se complica la búsqueda del avión desaparecido

A una semana de la desaparición del avión con tres tripulantes que partió de San Fernando rumbo a Formosa, el titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Juan Pedro Irigoin, admitió hoy que la búsqueda "es difícil" en medio de condiciones meteorológicas adversas.
No obstante, el administrador aseguró que "el despliegue es total", en cuanto a medios destinados a la tarea, mientras deslizó que "la principal hipótesis" es que la nave sufrió un accidente, aunque aseguró que no es la única.
Por el momento no hay rastros del avión Mitsubishi biturbo con matrícula LV MCV que partió el lunes por la tarde del Aeropuerto de San Fernando con rumbo al de Las Lomitas.
A bordo de la nave se encontraban los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega, ambos oriundos de la ciudad bonaerense de Lincoln, y el único pasajero a bordo, Matias Aristi, hijo del dueño de la compañia agropecuaria Aibal S.A.
"La búsqueda es muy difícil. La verdad es que la alternativa más difícil para encontrarlo es el agua. Los aviones tienen una baliza para estos casos, que se activa y uno recibe señales para poder identificar dónde se ubica exactamente. Cuando caen en tierra es un elemento muy importante de hallazgo, pero cuando está sumergido en el agua, no podemos recibir esa señal", explicó Irigoin.
Se señalo que las tareas se cumplen en tierra con patrullas de reconocimiento de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval Argentina.
En tanto, por agua los rastrillajes están a cargo de Prefectura Naval Argentina con embarcaciones de distintas zonas, y la armada uruguaya colabora al cumplir la misma tarea en las costas del país vecino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario